Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

¿Quién fue realmente Casanova?

with one comment


Traducción del bando que Rafael Casanova y Antonio Villarroel mandaron pregonar por todas las calles de Barcelona el 11 de Septiembre de 1714:

«Se hace saber a todos generalmente, de parte de los tres Excelentísimos Comunes, considerando el parecer de los Señores de la Junta de Gobierno, personas asociadas, nobles, ciudadanos y oficiales de guerra, que separadamente están impidiendo que los enemigos se internen en la ciudad; atendiendo que la deplorable infelicidad de esta ciudad, en la que hoy reside la libertad de todo el Principado y de toda España, está expuesta al último extremo de someterse a una entera esclavitud. Notifican, amonestan y exhortan, representando así a los padres de la Patria que se afligen de la desgracia irreparable que amenaza el favor e injusto encono de las armas franco-españolas, haciendo seria reflexión del estado en que los enemigos del Rey N.S., de nuestra libertad y Patria, están apostados ocupando todas las brechas, cortaduras, baluartes del Portal Nou, Sta. Clara, Llevant y Sta. Eulalia. Se hace saber, que si luego, inmediatamente de oído el presente pregón, todos los naturales, habitantes y demás gentes hábiles para el ejercicio de las armas no se presentan en las plazas de Junqueras, Born y Plaza de Palacio, a fin de que unidos con todos los Señores que representan los Comunes, se pueda rechazar los enemigos, haciendo el último esfuerzo, esperando que Dios misericordioso, mejorará la suerte. Se hace también saber, que siendo la esclavitud cierta y forzosa, en obligación de sus cargos, explican, declaran y protestan los presentes, y dan testimonio a las generaciones venideras, de que han ejecutado las últimas exhortaciones y esfuerzos, quejándose de todos los males, ruinas y desolaciones que sobrevengan a nuestra común y afligida Patria, y extermine todos los honores y privilegios, quedando esclavos con los demás españoles engañados y todos en esclavitud del dominio francés; pero así y todo se confía, que todos como verdaderos hijos de la Patria, amantes de la libertad, acudirán a los lugares señalados, a fin de derramar gloriosamente su sangre y su vida por su Rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España. Y finalmente dicen y hacen saber, que si después de una hora de publicado el pregón, no comparezca gente suficiente para ejecutar la ideada empresa, es forzoso, preciso y necesario llamar y pedir capitulación a los enemigos, antes de llegar la noche, para no exponer a la más lamentable ruina de la Ciudad, para no exponerla a un saqueo general que profane los Santos Templos, y al sacrificio de niños, mujeres y a los religiosos. Y para que a todos sea generalmente notorio, que con voz alta, clara e inteligible sea publicado por todas las calles de la presente ciudad. Dado en la casa de la Excelentísima Ciudad, residiendo en el Portal de S. Antonio, presentes los mencionados Excelentísimos Señores y personas asociadas, a 11 de Septiembre, a las 3 de la tarde, de 1714».

Quien dude de la autenticidad de este bando o de la fiabilidad de la traducción, encontrará la versión original en:

http://books.google.es/books?id=4OVMqdHzKrQC&pg=PA125&lpg=PA125&dq=ara+ojats+casanova&source=bl&ots=G1SzDZaNv6&sig=EXyG5exUAyRGxvHEDlkIz-Z46ME&hl=es&ei=jYeVSqHIEs_KjAf4j4TrDQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1#v=onepage&q=ara%20ojats%20casanova&f=false

También allí se da una versión de los hechos que sorprende a muchos, pero no tanto a los historiadores, quienes mantienen:

Jaume Grau: Considera que se ha enaltecido demasiado su figura, pues sólo cumplió con su deber de defender la ciudad, como alcalde de ella que era.

Daniel Martínez: Descalifica a los partidarios del “absolutismo borbónico”, pero considera que el catalanismo ha entramado entorno a su figura una historiografía muy peculiar.

Pío Moa: También entiende que el nacionalismo catalán ha manipulado su historia. Defiende que “Sólo pensó en rendirse durante el sitio de Barcelona, traicionando al valeroso pueblo barcelonés”. A la vista de los hechos (Que naturalmente, expone y argumenta), opina que lo mejor que puede hacerse con el monumento al que se rinde honores año tras año, es dinamitarlo.

José Javier Esparza nos sorprende también. Reclama para él un puesto destacado en la historia de España. Lo incluye en la nómina de los 48 héroes de la Gesta Española. Escribe que “peleó por lo que él creía ser la verdadera España: La Corona Austríaca. [Rafael de Casanova era austriacista. Vid http://es.wikipedia.org/wiki/Austracista]

Daniel Tercero García: “Jamás hubo una guerra entre dos naciones o estados, ya que la lucha se produce por motivos dinásticos”. (Pocos son los historiadores que niegan este punto, pero él lo explicita).

Proclama Daniel Tercero que el separatismo ha reescrito la historia a su manera. Según él, fue el propio Casanova quien quemó los documentos y ordenó extender un certificado de defunción. Dice que huyó de Barcelona disfrazado de fraile.

No es el único historiador que mantiene (y sostiene) esta hipótesis. Lo cierto y probado es que Casanova ejerció de abogado después de la guerra y no podría haberlo hecho de estar muerto. Documentos oficiales probatorios de su ejercicio están fechados después de su partida de defunción, expedida por el Hospital de la Santa Creu de Barcelona. Murió rondando los ochenta años, según un segundo certificado de defunción, tan oficial como el primero.

Iñaki Ezkerra coincide en la tesis de la huída frailuna y en la reinvención del relato por parte de nacionalistas.

Cesar Vidal: “La muerte de Casanova [En las circunstancias que habitualmente algunos tienen por históricas] es una gran mentira y por tanto, la celebración de la Diada.” Todo apunta una vez más a que sus familiares obtuvieron el certificado de defunción en forma fraudulenta. Dice que son “groseras mentiras”.

Otro historiador, cuyo nombre no recuerdo lanza al vuelo la hipótesis de la falsificación reciente de su primer certificado de defunción y afirma que “No existió nunca esta batalla”. Lo incluyo aquí, porque la lista es de historiadores de todos los colores, a modo de curiosidad. No creo en sus tesis.

Miquel Porta Perales: Casanova no ordenó quemar sus documentos, fue él mismo quien los hizo. No especifica quién obtuvo el certificado de defunción, pero tiene una vez más la teoría de que huyó disfrazado de fraile.¿Tiene este hombre 80 años?

 Por Luna

Anuncios

Written by barcelonavida

septiembre 11, 2011 a 5:43 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Los nacionalistas han creado una historia a su medida,y necesitan esa manipulación para convencer y autoconvencerse,pero la verdad es imparable.
    Hace poco en un documental de tv3 me sorprendió como mentian al contar que Ramón Berenguer y Petronila se casaban en Lérida hecho este que sucedió en Barbastro .

    M.G

    septiembre 11, 2011 at 7:52 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: