Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

San Jordi y la muerte de nuestros dragones.

with one comment


 

Sabemos que San Jordi pertenecía a la guardia del emperador Diocleciano y fue martirizado en el siglo III. Su devoción nos llega gracias a los templarios, que descubrieron su mausoleo en el siglo XII, al conquistar su ciudad natal. La parca biografía sobre el santo contrasta con la prolija leyenda.
De un monje genovés recibimos el relato del dragón.
Bueno es que nos preguntemos por los motivos que ahora y antaño hacen atractiva la figura del mártir y viva su leyenda.
La muerte vicaria: dar la vida por los demás, resulta subyugante porque el ser humano tiene escrito en su interior el “ser para los demás” y su existencia cobra sentido cuando se hace “don” para los suyos.
La muerte de Cristo, primero entre los mártires, fascina a propios y extraños. Muchas películas, como “Gran Torino” o “Batman el caballero oscuro” muestran personajes que, como Cristo, entregan su vida sin nada a cambio.
Si la vida de San Jordi nos habla de la atracción por el mártir, su leyenda nos anima a luchar contra nuestros dragones.
La leyenda de san Jordi presenta un elemento interesantísimo para analizar no solo el imaginario popular sino también ciertos traumas colectivos, que nos llevan a convencernos de que determinados problemas no tienen arreglo y que la sociedad tiene que someterse al agresor.
Observamos en el actual momento que muchos consideran el aborto, el divorcio, el exhibicionismo de la moda  o la telebasura como males ante los que no compensa revelarse. Consiguientemente, dejan de luchar para superarlos. Son nuestros dragones.
Pero también tenemos libertadores. Juan Pablo II fue un libertador a nivel planetario que luchó contra los totalitarismos.
Pero a nivel local también tenemos algunos personajes “oscuros” que con sus vidas entregadas nos liberan de ciertos males. Pienso en los abuelos que se hacen cargo de los nietos en familias desestructuradas y pienso también en el trabajo de los rescatadores de niños en peligro de ser abortados. Estos últimos son voluntarios que afrontan amenazas y que lloran el fracaso de no conseguir salvar una vida, pero también lloran de alegría junto a las madres si llega la criatura. Son voluntarios que asumen ser vilipendiados o tener que desaparecer, como Batman en el cine o como el legendario sant Jordi que, liberada la princesa, desaparece sin recoger el rico botín.
Son voluntarios que nos liberan de nuestros dragones y luchan por salvar este mundo de la mediocridad. Que luchan en solitario y que a menudo tiene que oír la pregunta: “¿y por qué lo haces?”. 


Anuncios

Written by barcelonavida

abril 27, 2012 a 12:34 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hagamos esta pregunta a Dios:¿Por qué lo haces?. ¿Qué te mueve a darnos todos estos Dones?. Creo que por lo mismo -dentro de los límites en que nos movemos- hemos de luchar contra nuestros dragones y hacer un esfuerzo especial de nuestras conciencias para reconocerlos, porque es cierto: “Encontrarás dragones”.
    O quizá lo hacemos porque es la única forma de ser verdaderamente libres, no lo sé.

    Luna

    abril 27, 2012 at 3:05 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: