Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

Ya estoy operado, todo ha ido muy bien

with 3 comments


Señor Cangrejo al aparato. Notaréis que esta entrada está mucho mejor presentada que las otras que escribí, el motivo es que la ha colgado mi mujer y tiene nejor gusto que yo para estas cosas.

Ya, me dicen que cómo puedo tener una ballena por hija y se pregunta mucho por mi mujer, que no sale nunca en la serie… La Spongebob squarepants unlimited tintorring corporated Agency no me permite desvelar este secreto. Pero es mi mujer quien cuelga esta noticia, porque yo estoy en el hospital, tumbadito en la cama y dando buena cuenta del alijo de chorizo, pipas y cacahuetes que he conseguido pasar de contrabando.

Anuncios

Written by barcelonavida

agosto 2, 2012 a 7:14 pm

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Desde Alemania, te envio grandes felicitaciones.

    carlos palos

    agosto 2, 2012 at 7:18 pm

  2. Vaya, hombre. Pues no le salió bien la edición y toda la parrafada que había escrito mi mujer con las noticias no se pegó. Esto me pasa por publicitar tanto…

    Bueno, pues ahora que ya estoy aquí, os lo cuento en este coment.

    Han sido cinco horas de operación, ya que la anestesia se la toman muy en serio y se lleva también lo suyo. Hay que tener en cuenta que me pusieron dos vías en la mano izquierda, otra en la derecha, la epidural (que va a parar a la médula espinal y se emplea exclusivamente para anestesias), las centrales (Sirven un poco para todo, pero más que nada, para sacar sangre) y sonda, para la orina.

    No me enteré de nada. Cuando llegué al quirófano -del tamaño de un estadio-, me preguntaron cómo podría sacarme el anillo de casado y mientras estaba contestando… ¡Zas, dormido!. Ni el recuerdo del más leve rasguño. Desperté en una UVI de post-operatorio, entre una bodega entera de anestésicos. Eran poco visibles, ya que el enredo de cables para monitorización, tubos y demás era de proporciones urbanísticas, no me habría extrañado encontrar una flecha que dijera:”Está Vd. aquí”. Bueno, igual la había, pero con el lío, no la ví. Estuve dos o tres días allí, en una cama especial, que estaba programada y se iba moviendo solita, para evitar que me quedara anquilosado o en una postura inconveniente para las costuras y los tubos de drenaje. Cada pocos minutos, cambiaba levemente su inclinación, a la vez que se iban hinchando y deshinchando módulos neumáticos y algo daba un masaje de electricidad estática. (No sé si deseada o accidental.)

    Luego, me bajaron a la planta. Esto es, a una habitación normal o casi. Era tan pequeña, que para entrar las bandejas de la comida se hacía necesario echar a los familiares. En más de una ocasión, estas estrecheces trajeron problemas para la seguridad de nuestras enfermeras, como cuando una pisó mi caja de drenaje y casi cae al suelo. Este aparato volcó, con los problemas que vienen cuando esto sucede.

    Allí he pasado ocho ías, hasta que me han dado el alta y estoy ahora (12 de agosto) en casa.

    Señor cangrejo

    agosto 12, 2012 at 10:25 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: