Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

Tomás Gómez no ama a los del Opus Dei ni a los discapacitados.

with 2 comments


Tomás Gómez, candidato socialista a presidir la Comunidad Autónoma de Madrid calificó de no aptos para la política a los miembros del Opus Dei, por considerar que eran los impulsores de la reforma de la ley del Aborto que aboga por no eliminar a los fetos que pueden ser portadores de discapacidad.

Gómez dice actuar en defensa de los derechos de las mujeres.

A quienes no defiende Tomás Gómez es a los discapacitados. Les tiene poco afecto y no hace nada por ellos.

José Alberto Torres, del Opus Dei y de Madrid, sí hace por los discapacitados mentales: les da trabajo, sueldo, familia y promoción.

Lo hace a través de La Veguilla, un ordenado y extenso invernadero llevado por 150 empleados, la mayoría discapacitados psíquicos. Muchos lo consideran el mejor vivero de flores de la Comunidad de Madrid y uno de los principales de España.

Juzguen ustedes quién tiene más posibilidades, en la vida política, de defender a los ciudadanos, si Tomás Gómez o José Alberto Torres.

Anuncios

Written by barcelonavida

agosto 20, 2012 a 7:13 pm

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Quizá habría que matizar que los socialistas han estado unos meses fuera de la escena políca y alguno de ellos considera que pueden entrar en ella con salidas de tono de este tipo. También se podrá decir, como dato anecdótico, que muchos consideran a Gallardón del Opus Dei. Pura fantasía.

    carlos palos

    agosto 21, 2012 at 2:52 pm

  2. El PSOE siempre ha empleado las técnicas estalinistas en sus momentos de desprestigio, que son bastante habituales por lo inmorales e ineptos que son. Imposible que se definan como algo en la actualidad, ¿Cómo lo iban a hacer?. No funcionaría un marketing de decir que “Nosostros fuimos los que arruinamos a España”, tampoco pueden decir:”Gracias a nosotros, hay más muertos cada día que en alguna guerra de nuestra historia”. No, esto no vende.

    Se trata de conseguir ser lo único que se pueda escoger entre lo único que permite hacerlo la democracia actual. (No más allá de tres o cuatro partidos, parq ué nos vamos a engañar). Hay que vencer entre el bipartidismo que se ha alimentado a golpes de leyes muy restrictivas sobre el cómputo de votos y escaños, privilegios electorales de partidos grandes, etc.

    Hay que recurrir a la presentación de emergencia, la que sitúa la normalidad en donde jamás ha estado, a base de oponerla en modo reactivo a algo deleznable, antihumano. Y le ha tocado ser antihumano y deleznable al “Opus” [Opus Dei, en mi pueblo]. Todo progresista que se precie, todo “moderno”, subvencionado, gailesbiano, rojo a secas o chaval jóven, debe sentir adversión hacia la secta que aquí se ha presentado, porque el PSOE da el amparo y protección de los derechos humanos. Como muestra: Permite que maten a hijos inocentes a quienes tienen prohibido fumar y beber cerveza o comer bollería, porque engorda…

    Y a la secta infame del Opus, sumarán a los Benedictinos, Camilos, Trapenses, Franciscanos, Clarisas y Carmelitas, a los presbíteros diocesanos y a la curia vaticana. Todo en un enorme amasijo ardiente, entre calumnias a la Cope y crucificamientos a Alfredo Urdazi.

    Pero es mentira que en España hubiera una Guerra Civil, que antes de ella y durante su transcurso, se quemaran conventos con sus religiosos dentro, se torturase a los creyentes, fusilara a los sacerdotes… Eso son “inventos de Franco” y quien tenga familiares que resultaron víctimas de estos desmanes, miente y no debe existir.

    No sé… Aquellos años sesenta, con sus torres y sus 600, el paso del hambre al bienestar, el acceso a la clase media por parte de gran mayoría del proletariado… Es culpa culpísima de esos tecócratas del Opus Opusísimo, que se dedicaban a buscarnos un poco de prosperidad y una mejor supervivencia, en lugar de legislar sobre cómo debemos matar a nuestros hijos, de robar cuanto hubiera en las arcas o de desprestigiar mediante la difamación a los demás. ¿Serían bandidos?

    Hemos de estar alerta contra esta comunidad de Hijos de San Josemaría, que habiendo heredado el mal infame de sus antecesores, se dedica ahora a dar trabajo a quien debe matar, a considerar humano al que sobrea del mundo porque no es agradable ni productivo. Porque todos sabemos que el futuro, la verdad y el derecho permanecerán siempre en el inmaculado partido socialista obrero español, aunque no sea ya un partido sino una mafia, aunque haya abandonado el ideario socialista desde el inicio de la Guerra Civil, aunque no haya ni un sólo obrero trabajando entre sus filas y aunque pacten con ETA y los separatistas para hundir a España.

    Iñigo Ruiz

    agosto 22, 2012 at 3:12 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: