Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

9 vidas y muchas más

with 8 comments


IN MEMORIAM

Quienes no tenemos miedo de la muerte no necesitamos frivolizarla con la celebración del enrarecido Halloween ni la visión del Tenorio. Podemos verla cara a cara sin espanto, sintiendo la alegría de que hay otra vida mejor y la esperanza de poder alcanzarla.

Con motivo de la celebración de Todos los Santos, traigo aquí la memoria de algunos defensores de la vida que nos han precedido porque sé que tendréis la alegría de conocer por primera vez a alguno de ellos o de recordar a otros y conocer su dedicación, que en muchos casos llegó a ser hazaña. Alegría de que hay santidad y de que podemos llegar a ella, aun entre la pena que produce el brutal asesinato de algunos de ellos.

Pido una oración por todos y un tiempo para su recuerdo, que es un aliento para los que perseveramos en estos quehaceres, tan gratos unas veces tan desagradables otras.

Madre Teresa de Calcuta

Nos demostró a todos que la fuerza más poderosa de todas es la del amor y nos dió un ejemplo de cómo vencer con ella a los embates ajenos y los personales. Su biografía es de todos conocida, así como su especial carisma y la firmeza con que supo decir todas las verdades, aun cuando estuviera entre los más altos mandatarios. No se doblegó ante nada. Con el premio Nobel de la paz en la mano, hizo un discurso que recriminaba a quienes se lo estaban dando su connivencia o participación en las políticas abortistas.

Susana Galeote

Compañera nuestra de Derecho a Vivir (DAV) de Antequera.  Salía valientemente a la calle a postular contra el crímen del aborto, a decir a los cuatro vientos que todos tenemos derecho a la vida. A ella se lo negó su marido, quien la mató con un hacha y un cuchillo. Queda su hija, que tenía entonces tres años. A ella le envío besos desde este blog y quiero decirle que no olvido a su mamá, que sigue siendo un ejemplo para mí.

Jerôme Lejeune

Una eminencia en Medicina, descubridor de la patología cromosomática que produce el síndrome Down. Fue propuesto para el premio Nobel de Medicina y resulta indudable de que era merecedor de él, pero no lo recibió por su conocida postura sobre el aborto: Decía sin rodeos que es un crímen y que no tiene ningún fundamento médico. Demostró innumerables veces con argumentos científicos que en el útero materno hay otra vida desde el momento de la concepción y fue asesor de la Santa Sede.

Bernhard Nathanson

Dedicó parte de su vida a difundir la cultura de la muerte, a todas las operaciones políticas y de ingeniería social que ampliaran la despenalización del aborto. Pero Dios tocó su corazón y le hizo ver el error en que se encontraba. Tras convertirse al Cristianismo (Era anteriormente judío no practicante), enmendó en lo posible el mal causado, haciendo una estremecedora confesión pública de las falsedades con que había manipulado la realidad.

Se presentaba de esta manera: “Éstas son mis credenciales para hablar contra el aborto: Soy responsable de más de cien mil abortos”. Encomiable postura de sinceridad, que requiere mucho valor. Da mucho que pensar el hecho de que la convicción de que estaba matando a niños le vino cuando vió su primera ecografía.

Padre Norman Weslin

Sacerdote comprometido con sus fieles, llevaba las oraciones por las víctimas del aborto en muchas concentraciones provida. Coincidiendo un poco con el caso del Dr. Jesús Poveda, fue detenido en innumerables ocasiones, sin que hubiera cargos contra él. Resultó especialmente molesto a la candidatura del líder abortista Barack Obama, por lo que no consideraron su avanzada edad de 88 años y le esposaron mientras cantaba a la Inmaculada Concepción. Lejos de resistirse, siguió con el “Ave de Lourdes”.

Nellie Gray

Tras el montaje judicial que dió el pistoletazo de salida al aborto despenalizado en el mundo, Nellie Gray encabeza la protesta contra la conocida sentencia del caso Rohe vs. Wade e inicia la actividad de defensa de los no nacidos.  Fruto de este trabajo es la  conocida como March for life o marcha por la vida y el nacimiento de innumerables asociaciones en defensa de la vida.

Jim Pouillon

Era conocido por plantarse ante las clínicas abortistas en su silla de ruedas (Era minusválido) a dar testimonio . Naturalmente, consistía un argumento irrefutable en favor del valor de la vida más allá de la perfecta salud. Pese a sus incomodidades, pasando frío o calor, se le podía encontrar con un gran cartel distribuyendo folletos o hablando con las mujeres que estaban por entrar en los abortorios. Disuasió a muchas de ellas, por lo que resultaba un verdadero obstáculo para los abortorios. Sin que pueda suponerse casualidad de ningún tipo, le dispararon y le dieron muerte. Pero nunca lo podrán quitar de enmedio. Estará siempre en las conciencias de quienes lo hicieron matar y en la memoria de muchos.

Marta Saiz, Vda. de Rueda

En un país tan convulso como Colombia, cualqyuier expresión en pro de lo que sea puede suponer directamente el peligro de morir a manos de una u otra facción enfrentadas, de ser reprimido o fusilado. Pero las Sr.a Saiz tenía muy claro que debía defender la vida, allí donde tan poco se valora y en donde todos han perdido a familiares o conocidos por esta guerra intestina y permanente.  Fue a lo más importante, quizá a lo que de verdad importa: Defender toda la vida. Fundó con su marido la organización VHI, destinada a promover estos valores y consiguió frenar durante años la entrrada de la despenalización del aborto y la eutanasia en este país.

Mi hija Isabel

Tiene la peculiaridad de no haber hecho nada en esta vida para defender estos valores. Lo hace todo en la otra, ya que  nació muerta.

En la completa confianza de que está con Dios, tiene encomendada la intercesión por todos nosotros y por los nasciturus.  Le agradezco desde aquí su labor, de la que estoy viendo frutos constantes.

Por Luna.

Anuncios

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Un fenomenal elenco en el dia de todos los santos. Por vivirlas de cerca me impresionó la reivindicación de la madre Teresa al retirar el Nobel, y las palabras, gritos, de Juan pablo II en la Castellana cuando la primera ley de Gonzalez.

    carlos palos

    noviembre 1, 2012 at 5:16 pm

  2. Permíteme que te rectifique unos datos sobre el dr. Nathanson. Según su famosa autobiografía “La mano de Dios”, Nathanson no practicó cien mil abortos, sino cinco mil; dato no desdeñable es que uno de ellos era un hijo suyo.
    Es una diferencia importante. Pero me parece mucho más interesante dejar claro -porque veo que lo sabes, pero la narración es confusa- que la “conversión” antiabortista de Nathanson no se produjo por motivos religiosos, ni siquiera filosóficos, ni tan sólo ideológicos. Nathanson dio el viraje radical cuando vio la ecografía que tú mencionas. Empezaban a usarse, y Nathanson la vio. Y fue la incontestable evidencia de que lo que estaba viendo era un niño -ningún argumento- lo que transformó al “Rey del Aborto” (creo que así lo llamaban) en el enemigo más acérrimo, que se dedicó desde entonces a combatir todo lo que había defendido. Parece ser que recibía diariamente sacas enteras de cartas, entre las cuales creo que predominaban, y mucho, las amenazas sobre las adhesiones.
    Es, entre otras cosas, un ejemplo perfecto del deber de reparar el mal causado si de él nos arrepentimos.
    Y es, sobre todo, uno de los mejores ejemplos de cómo el aborto no es cuestión de ideas ni de religión, sino de ojos.
    Luego sí se produjo su conversión religiosa. Nathanson entró en contacto con muchos luchadores contra el aborto, y muchos o la mayoría eran católicos; y viendo su entrega y su vida, se bautizó.
    Porque, si bien, como he dicho y sabes, el aborto no es cuestión de religión, tampoco ignora nadie que son los católicos los que más y mejor presentan la batalla. Será que, como dijo alguien, “valora la vida quien valora la muerte”.
    Y ya que me he dejado decir esto, no me reprimo. Llevo mucho tiempo pensando que dentro de cincuenta o de cien años, la gente leerá la historia de nuestro tiempo con escalofríos de pavor por lo que se está haciendo, y dirán con rotunda seguridad: “La Iglesia era la única que no perdió la cabeza, la que decía la verdad, defendía la causa del hombre y se enfrentaba a los gigantes”.
    Pero Nathanson se convirtió con una máquina.

    Miguel

    noviembre 4, 2012 at 2:14 am

    • Pido perdón porque la reseña me ha quedado bastante imprecisa, Dice Nathanson en su libro que llevaba la (o las) clínicas en que se perpetraron estos cinco mil abortos. No creo que él pudiera llevar tantos personalmente, por simple cuestión de tiempo, -mil al año son ya muchos para una sola persona: tres diarios-. Pero él asume la responsabilidad de los que sabe que se han hecho por influencia de sus propagandas, promoción, etc.
      Y conocía bien los datos, ya que reconoce que se dedicaba ala manipulación constante de las estadísticas. Dice: “Primero inventamos un dato de abortos anual y luego o fuimos hinchando a nuestra conveniencia cada año”…
      En su narración, Nathanson es especialmente confuso en algunos aspectos y además, no podemos entender otros del entorno “Jeddish”, es una cultura que desconocemos. Nos habla de los calcetines a cuadros de su padre., ¿Qué significado tendrán?. Nos dice que una vez no sé quién levantó un dedo sobre la nariz frente a un Rabino. No puedo interpretar este gesto.
      Lo que sí admite que casi no era creyente, que había crecido en la tradición judaica y su padre era muy devoto, pero que él no ptacticaba más allá del cumplido cultural. (No usa esta expresión) y que probablemente no habría llegado a los extremos de irreflexión entre los que se movía, de haber tenido un poco de fe.
      Cierto que su conversión al cristianismo vino después de ver la ecografía. Ha quedado bastante mal explicado en mi párrafo de la entrada.
      Estoy plenamente convencido delo que dices sobre el futuro, el aborto y la Iglesia . Ya sucedió con el circo romano y la esclavitud. No puede ser de otra manera, ya que los humanos no recibimos luz espiritual de la suficiente intensidad como para iluminarnos en estos aspectos, si no viene de Dios y tenemos muy pocas facultades para ver otra que no haya traído Jesucristo al mundo.
      No obstante, la defensa de la vida no es una cuestión religiosa, como bien dices. Me costó hacerlo ver en su día, pero he conseguido que en las blogosferas se tenga ya por patrimonio de humanidad. ¿No va una “la” por enmedio?, No, no me lo he comido, no es de la humanidad-antonomasia, sino de la humanidad lata. Está y ha de estar en donde ella resida y es condición su existencia para que pueda reconocerse-

      Luna

      noviembre 4, 2012 at 10:31 am

  3. Enlacé a una página que ofrecía una buena biografía de Jerôme Lejeune, pero el PC me dice que hay problemas de seguridad, por lo que he tenido que cambiar el enlace, procurando por la salud de vuestros ordenadores.
    Esta nueva biografía de Infocatólica es muy cierta y exhaustiva, pero un poco desapasionada, fría (Como fríos son muchos de sus autores, pero muy buena gente.)
    Quien tenga buenas protecciones y antivirus puede mirar el enlace que había antes: h ttp://www.corazones.org/santos/jerome_lejeune.htm . De todos modos, me dice XP que no es del a máxima seguridad, no que sea una web mortal y destructiva.

    Luna

    noviembre 4, 2012 at 1:25 pm

  4. AVISO A LOS NAVEGANTES:
    Se hace saber que no se ha producido vacante en el puesto de moderación de este blog y que no se admiten espontáneos para cubrirlo. Voy a ser muy crítico con los comentarios a partir de ahora y si no se solventa esta maraña de susceptibilidades, empiezo con las tijeras y dejo sólo tres comentarios, los únicos que parecen salvarse de esta olla de grillos.
    Recuerdo que la moderación recae sobre Carlos y sobre mí, esperando no tener que usar la conocida frase de que “mi blog es mi casa y éstas son mis normas”. No me gusta demasiado, pero al final, se va a imponer por sentido común.
    Todo aquello que no haya de figurar aquí os lo debéis decir por otros medios, así que id pensando ya en usarlos.

    Luna

    noviembre 19, 2012 at 3:12 am

    • Mi comentario anterior requiere una explicación, ya que ha quedado como árbol en pie entre un bosque talado. Aquí se ha producido un incndente en que se han molestado algunos comentaristas, sin que deba ser conocido por todos. No ha tenido solución.

      Luna

      noviembre 19, 2012 at 6:09 pm

  5. Se acabó lo que se daba, tijeretazo y recortes. Suponemos a este blog una utilidad muy diferente a la de enfrentarnos sin motivo y crearnos malquerencias. Aquí van a quedar pocos comentarios, pero ninguno hiriente. Borro también alguno que no tiene implicación en todo este remolino (y por supuesto, ni lo ha causado ni pretende nada más que mejorar la situcación), pero queda completamente inconexo.

    Mi visión personal:

    1- No hay que subjetivizarlo todo, Mariano. la mayoría de lo que ha sucedido aquí ha sido porque Iñigo no firmaba como Chindasvinto.De ser otra persona, aquí no habría tanto dramatismo. Por esto no onviene personalizar tanto. Si leyeras los mismos comentarios dentro de tres semanas, seguro que los veías de manera completamente distinta, tanto los de Iñigo como los tuyos.
    No has percibido tu propio estado emocional.

    2- De la corrección fraterna a la paternalista median muchos estadios de diferencia. Más que los que pueda haber entre el sol y la Tierra, medidos por mí, que no sé calcular cuántos separan su casa del estanco más cercano.

    3- Mariano iba con pies de plomo para que Iñigo no se sintiera ” poseedor de la verdad absoluta”, sin darse cuenta de sus errores y de que a él le sucedía algo bastante parecido. Se ha sentido un maestro infalible.

    4- El hachazo de Iñigo es bastante conocido por aquí, pero se sabe muy bien cómo es, quién es y cuáles son sus intenciones. Quiere clavar el dardo en la idea pero nunca en el corazón.

    5- No todo está permitido en los blogs.

    Lamento este incidente que se produce casi a las cuatrocientas entradas y que implica la tercera vez en que es irremediable borrar comentarios. Hasta ahora, sólo había borrado una blasfemia atroz que no venía a responder a nadie y una retahíla de insultos contra el pueblo de tordesillas completamente improcedente, al parecer. motivada por alguna argumentación ecologista.

    Luna

    noviembre 19, 2012 at 5:56 pm

    • Por si quieres publicarlo.
      Parece perfectamente lógico que no trate igual a Iñigo que al señor Melero, por la relación que me une al primero. Por el señor Melero, nunca escribiré en un blog, ni así, ni de ninguna manera.
      Te doy la razón en que he sido paternalista. El amor hay que ejercerlo de alguna manera, y quien no se equivoca es que no lo ejerce de ninguna; o, como decía cierta madre, “qui no remena no en trenca”.
      Es muy posible también que haya en mí mismo demasiada conciencia de infalibilidad. Tú debes aprender de mí, y yo debo aprender de ti, y todos de todos, porque si esperamos el guía perfecto, se nos comerá la tumba antes de que llegue.
      Si yo te digo lo que a mí me parecen defectos tuyos, me dirás que te humillo; si no te lo digo, me diré yo a mí mismo que soy un traidor; prefiero lo primero.
      Y, en fin, sea lo que fuere de todo esto, la culpa la tenéis vosotros. Vosotros, que teníais un Mariano tan exageradamente desinhibido de las cosas familiares, y que, cuando arremetió contra él este año aquella enfermedad salvaje que parecía la mejor exhibición del infierno y que llegó a hacerle preguntarse un día -con error, por supuesto: pero se lo preguntó- si no estaba sufriendo tanto como Jesucristo en su Pasión, lo visitasteis, lo quisisteis, lo mimasteis, lo arropasteis, lo visitasteis estando alguno -justamente tú, querido maldito- enfermo también de gravedad…, y entonces le abristeis los ojos al desinhibido a golpes de puro amor, y se terminó para siempre el desinhibido, y por Dios y por los santos que me puse a quereros. Y en mi fe y en mi conciencia están que el modo de quereros incluye deciros de cuando en cuando -como todo el mundo- algunas cosas, y así se escribe la historia.
      Y si no quieres publicarlo, ya lo has leído, y vas entendiendo un poco mejor lo que está pasando aquí. Recibe un abrazo infinito, y aquí me tienes.- Si a lo mejor quieres publicarlo quitando algunas cosas, hazlo, pero por favor no quites nada del párrafo de la “culpa” (que acaba en “historia”).

      Mariano

      noviembre 19, 2012 at 11:10 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: