Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

Lo que no quieras para ti, no lo quieras para los demás

with one comment


España se define como Estado aconfesional (no laico, como algunos dicen) en nuestra Constitución, lo que queda reflejado en su articulado. Reconoce la libertad de culto como derecho inalienable de los ciudadanos y expresa la obligación del Estado a colaborar con la Iglesia Católica. Establece también que “nadie podrá ser discriminado por razones de creencia, sexo o religión”, etc. Cierto que el texto de la Carta Magna no es un dechado de virtudes ni establece con la necesaria precisión todos los extremos que afirma, pero creo que queda bastante clara la limitación del Gobierno sobre la ciudadanía, en lo que al culto se refiere. Cuanto menos, fija en modo poco discutible el derecho de los españoles  a seguir su fe, sin entrar en valoración sobre cuál ha de ser. No digo que el texto constitucional sea lo más deseable  -la lectura que nos llevaríamos a una isla desierta- ni pretendo que nadie lo quiera con especial amor, sino que intuyo que en él se recoge lo que sus elaboradores querían y lo que los políticos juran cumplir cuando toman posesión de su cargo. Manifiestan en forma indirecta esta voluntad de permitir la libertad de culto o en caso de que alguien me lo ponga en duda, al menos la acatan. Juran además de cumplirla, “hacerla cumplir”. Lo hacen también los legisladores.

Por esta costumbre o por el ánimo de que la Constitución sea el eje vertebrador de las disposiciones jurídicas y legislativas han de contemplarla siempre, si no emanan de ella. Sé que estoy diciendo una obviedad, pero es que se está obviando (Perdón por el juego de palabras) con el anuncio de Gallardón de pretender cambiar la actual ley de adopciones para ajustarse a la jimfayna marinera marroquí, que no es ley, sino usaje de dudosa legitimidad.

Resulta que en Marruecos tienen una historia llamada Kafala, que deriva de la Sharia musulmana y regula la tutela de los hijos, porque allí no se considera posible la adopción en los mismos términos que la contemplamos nosotros. Allí es un acogimiento muy prolongado, sin más. Esta Kafala obliga a los padres acogedores a instruir y aleccionar a los hijos en el Islam o lo que es lo mismo, a que éstos sean musulmanes. Por este motivo, encontramos esta noticia . Sí, desde hace meses, una cuarentena aproximada de hijos está esperando adopción, porque aplican la Kafala en donde corresponde el Derecho Internacional y hacen prevalecer esta conseja de viejas aburridas sobre nuestras propias leyes de adopción, que establecen otros requisitos muy diferentes para los padres.

Olvidan los kafalistas que un menor puede creer firmemente en Jesucristo o en Buda, ellos presuponen que cree en Alá, porque el mundo es como a ellos les gusta que sea, no como es. No sé de dónde sacan que un menor es siempre un lactante sin conocimiento ni religión, o igual suponen que un órgano otorga el islamismo al nasciturus durante la gestación. No me importa el argumento que pretendan para obligar a todo marroquí a ser musulmán, baste con que se entregan a negar rotunda y dictatorialmente un derecho fundamental de primera magnitud, lo que hemos visto que pretende evitar nuestra Constitución con la aconfesionalidad del Estado y el derecho de libre profesión de fe de los ciudadanos.

Pues Gallardón está en vías de “arreglar el problema”

   Gallardón ¿Rezando?¿A quién?¿Hacia la Meca?Como había unas cuarenta familias que no llegaban a reunirse porque los moros no querían, no se le ocurre otra solución al conflicto que reunirse con su igual, el ministro de “algo parecido a la justicia” de allí, Mustafá Rahmid y ceder a sus imposiciones, adaptando la ley de adopción internacional a la Kafala, de donde saldrá una ley nacional de interkafalación, o algo por el estilo. Y según ella, para poder adoptar a un marroquí, es necesario comprometerse a aleccionarlo en el Korán, hacerle siervo de la Sharia y musulmán de por vida. En Marruecos se han dado casos en que los jueces han exigido exámenes de teología musulmana a los padres que querían Kafalizarse a un hijo, dependiendo del resultado de esta prueba si el menor moría de hambre en un hospicio o accedía a una familia que velara por él. ¿Se impondrá en España este requisito?. Aunque no lo parezca, vamos por ese camino. En primer lugar, la obligación de instrucción religiosa preceptiva hasta que el menor cumpla los dieciocho años, pero luego viene lo más fuerte, lo socialista: Una vez al año, tendrían que viajar los padres a Marruecos y dar cuenta de la educación musulmana de sus hijos. Por si esta tutoría forzosa no fuera poco, hasta la mayoría de edad serían los hijos siervos marroquíes. (Imagino que el Gobierno español les arreglaría los papeles, no pueden ser inmigrantes ilegales forzosos).

Mucho hemos oído quejarse sobre las conversiones de judíos y musulmanes al Cristianismo, bajo el pretexto (Nunca probado, cuando hay documentos que muestran lo contrario) de que eran conversiones forzosas y que de allí salían falsos creyentes. O cuanto menos, que se limitaba su libertad de culto. Considere quien defienda la Kafala que por la misma pretensión, los católicos podríamos exigir el requisito de que los padres adoptivos de nuestros hijos lo fueran también. ¿Sería justo? No, simplemente, sería igualitario. Se trataría de la misma vulneración de libertades, ni más ni menos. Pero claro, si añadimos el agravio comparativo de que en el caso musulmán se puede hacer y en el cristiano no se puede, encontraremos mayor injusticia. Ya vemos que Gallardón no soluciona nada, sino que genera nuevos problemas. Entre ellos, a unos niños que igual no creen tanto en Alá y en Mahoma como sus padres quisieran, o a otros muy fervorosos del Profeta y del Grande y Poderoso, hijos de un católico y una sintoísta que pueden estar revolviéndose en la tumba de esta obligada conversión.

Pero ni Gallardón ni nadie puede resolver un problema: Uno cree porque cree, no porque se lo ordenen o para cumplir leyes exóticas. ¿Qué hacer si el niño pasa toda su enseñanza en la madraza y al volver de este lugar encuentra en una sinagoga?¿Ir al Bar-Mishdá?¿Desbarmishdalizarlo para Alasbanizarlo luego por requisito legal?¿Repudiarlo o perder su tutela? … El desbarmishdalizador que lo alasbanice, mal desbaishdalizador será. Y el legislador que no lo contemple, peor legislador aún. Y esos padres tan musulmanes en un momento dado, ven un día la luz, Cristo toca sus corazones y se cambian al cristianismo… ¿O no pueden?.

Si Dios Todopoderoso consideró oportuno no crear todas las leyes, dejando que los hombres hicieran la mayoría de las suyas, no está de más que las leyes de los hombres se abstengan de crear a Dios. Esto va por un camino muy distinto.

Algunas vulneraciones de no poca importancia

-Declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones, Proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de noviembre de 1981 [resolución 36/55] que establece:

                                                                                                               Art.5

1. Los padres o, en su caso, los tutores legales del niño tendrán el derecho de organizar la vida dentro de la familia de conformidad con su religión o sus convicciones y habida cuenta de la educación moral en que crean que debe educarse al niño. 2. Todo niño gozará del derecho a tener acceso a educación en materia de religión o convicciones conforme con los deseos de sus padres o, en su caso, sus tutores legales, y no se le obligará a instruirse en una religión o convicciones contra los deseos de sus padres o tutores legales, sirviendo de principio rector el interés superior del niño.

3. El niño estará protegido de cualquier forma de discriminación por motivos de religión o convicciones. Se le educará en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y hermandad universal, respeto de la libertad de religión o de convicciones de los demás y en la plena conciencia de que su energía y sus talentos deben dedicarse al servicio de la humanidad.

4. Cuando un niño no se halle bajo la tutela de sus padres ni de sus tutores legales, se tomarán debidamente en consideración los deseos expresados por aquéllos o cualquier otra prueba que se haya obtenido de sus deseos en materia de religión o de convicciones, sirviendo de principio rector el interés superior del niño.

5. La práctica de la religión o convicciones en que se educa a un niño no deberá perjudicar su salud física o mental ni su desarrollo integral teniendo en cuenta el párrafo 3 del artículo 1 de la presente Declaración.

-Lo previsto en el artículo 6. de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor,

–  el articulo 2.c de la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa y  el articulo 14 de la Convención de los Derechos del Niño.

-Constitución Española, artículo 16: Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación en sus manifestaciones que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley”.

-Idem, artículo 27/3: Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. (¿”Aun cuando retiren los crucifijos de las aulas, prohíban el burka o el niqab”?.)

HazteOir.org lanza una alerta para protestar contra este atropello

Si Marruecos no está dispuesto a respetar las leyes españolas de adopción ni un derecho humano como es la libertad religiosa, lo que no puede hacer España es mermar los derechos y libertades de sus ciudadanos por imposición de Marruecos. Que Gallardón se muestre dispuesto a plegarse a eso es una auténtica vergüenza, ante la cual te animo a firmar la alerta de protesta lanzada por HazteOir.org (pulsa aquí).

Refrito por Luna.

 

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Es un tema complicado. Ellos lo piden como condición y algún padre puede haber que lo acepte, tal vez por ello Gallardón se aviene. Pero efectivamente, es un problema dejar que un país o unos países se muestren tan aleccionadores e intransigentes.

    barcelonavida

    febrero 27, 2013 at 1:33 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: