Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

Cuando la verdad molesta… pues no se publica

with 3 comments


 anuncio

Hace ya tiempo que se desató la polémica sobre la publicación de anuncios que presentan prostitución y otras ofertas denigrantes que pueden considerarse inhumanas, pero los intereses económicos se alzan sobre la justicia y muchos rotativos no prescinden de ellos. Sencillamente, son muy rediticios. Nada más pueden responder algunos jefes de publicidad en su defensa, pese a todo lo que pretendan divagar para evitar una aclaración más que necesaria.

Pero la oportunidad llama a su puerta y tampoco parecen dispuestos a abrírsela, prefieren que el tren que pasa a una hora determinada por un andén concreto se pierda que perder las subvenciones. Si el modo de eliminar los anuncios de indecente esclavitud pudiera ser la sustitución por los honestos, veraces y bienintencionados, la censura invisible de las prestaciones lo contraresta. Aquí tenemos un ejemplo:

Hazteoir preparó una campaña para publicar el anuncio que ilustra esta entrada, sometiendo dos bocetos a votación entre sus miembros y a la valoración sobre el impacto que entre la ciudadanía podría causar. Este modo democrático de obrar se ha visto frustrado por la presión de los medios, ya que La Razón,  ABC, El Mundo y El País se han negado a publicarlo, pese a que se quería contratar al (muy buen) precio tarifado por sus agencias. Demasiado comprometido.

¿Adivinan quién lo publica mañana?

Ese periódico tan tachado de simpatizante del PP, tan orgulloso de ser de derechas: La gaceta de Intereconomía, de ese grupo tan orgulloso de decir la verdad aunque duela, de dar la cara hasta que se la partan.

Malas lenguas tachan también a Hazteoir y a Derecho a vivir de simpatizar con el PP, cuando no inventan directamente que dependen de él. No, señores. En este caso, están dependiendo de los otros, de los que tanto se ufanan de no hacerlo, de quienes son alabados por… ¿Por qué rábanos son alabados?.

El texto del anuncio dice lo siguiente:

Hay niños que nunca podrán sonreír: Morirán antes por su culpa, señor Ministro

  Usted podría hacer mucho por salvarles pero no lo hace. Simplemente, como tantos otros poderosos de este mundo, mira hacia otro lado, ante el asesinato de niños no nacidos. No es “interrupción voluntaria del embarazo”, ni tan siquiera es “aborto”: Es, en verdad, un horrible crimen

Usted y su partido, el PP, prometieron las modificaciones de la ley del aborto, esa funesta ley impulsada por Bibiana Aído y no han cumplido la promesa. Trescientos niños mueren cada día en España como consecuencia de una norma que, sinceramente, dudamos que pueda recibir el nombre de “ley”.

Usted, señor ministro, ignora sistemáticamente la protección de la vida del no nacido. Si la vida no está entre sus prioridades, permítanos dudar de la bondad de su jerarquía de valores. No queremos pensar que, entre sus convicciones, figure la de que el cuerpo del feto es el mismo que el cuerpo de la mujer y que, por tanto, puede ser eliminado como si de un tumor se tratase. No queremos creer que no quiera que los niños sonrían, o que jueguen, libres en un mundo que, poderosos aparte, sí los quiere. Proteja el derecho a la vida -El único que garantiza todos los demás derechos del hombre- y modifique la “Ley Aído” ahora. No siga acumulando errores que cuestan, cada año, miles de vidas humanas.

En fin, que ya lo vemos, no se arriesgan a quedar como desafectos a las derechas ni los periódicos de derechas, ni los de izquierdas. Demasiado miedo al ostracismo está resultando de este resíduo de lo que fue en su día democracia. Siempre sucede, cuando ésta entra en crisis. Como dice el romance: “Haya paz, Bernaldo, haya paz”.  Aunque para ella, “haya muertos y esclavas, Bernaldo, haya muertos y esclavas”.

Por Iñigo Ruiz -Desafecto-

Anuncios

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. El Partido Popular es la gran decepción de 1978 acá. Felicito a HazteOír, una de las instituciones más beneméritas de España, sobre la que sería interesantísimo que alguien elaborara un estudio sociológico. Pero también advierto: que se prepare para las venganzas que se le vienen encima. Decir la verdad así de clarita les va a salir muy caro. Y la vida de HazteOír, auguro yo, no va a ser lo mismo después que antes de este anuncio.
    Nosotros estaremos con ellos.

    Mariano

    abril 6, 2013 at 12:29 am

  2. Ciertamente, la vida de Hazteoir no será la misma desde ahora, sino mucho más digna. La verdad honra a quien la dice y enseña a quien la acepta.

    Iñigo Ruiz

    abril 6, 2013 at 7:34 pm

  3. Pienso que hazteoir esta vez ha vuelto a acertar. Es bueno que sepamos las carencias de algunos medios que parecen jugar a favor de la vida, pero no siempre, solo si no les resulta demasiado caro.
    Nos toca seguir hurgando en esa herida, pedir responsabilidades y aclaraciones y por qué no, intentar conseguir que ABC, Razón, etc, se pasen de una manera decidida al lado de la vida.

    carlos palos

    abril 7, 2013 at 4:07 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: