Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

Posts Tagged ‘defensa de la vida

63 vidas

with 6 comments

Ayer me llegó un mensaje al correo electrónico que me dejo anonadado. Una persona con la que colaboro en sus “rescates” me pedía que rezara por los que estaba llevando. La lista era muy larga y también estaban muy repartidos por toda España y en el extranjero, los conté y son 63.  Como la lista es confidencial, he de pediros que recéis por ellos con esta referencia de “los 63 casos de rescate”. Es necesaria mucha oración para todos ellos.

No los lleva una asociación muy conocida, ya que prefiere poder actuar con discreción, pero resulta increíble el alcance y la cobertura a la que puede llegar en su falta de medios y de personas.

Son muchas vidas que se pueden salvar y muchas que se pueden torcer, en caso contrario, porque el aborto deja sus secuelas en la mujer que se somete a él. Ya lo sabéis, también la oración es necesaria y ayuda mucho. Hala, todos a rezar.

Luna.

Anuncios

Written by barcelonavida

octubre 12, 2012 at 3:54 pm

Publicado en Uncategorized

Tagged with , , ,

7-0. un éxito en Barcelona (Y en toda España)

with one comment

Y llega el gran día. Terminan jornadas de preparativos que son vividas con alegría por nuestros voluntarios DAV, la alegría que transmite el saber vivir la vida y la especial que nos infunde Tania con su carácter amigable, con su manera de hacer las cosas, que es alegre de por sí. Se han tomado ya todas las decisiones, se ha preparado todo el material, impreso y troquelado.  Tenemos ya los nuevos carteles, nos han llegado los envíos  a tiempo, gracias a la diligencia con que se ha llevado todo.

También han llegado las convocatorias a sus destinatarios, como hemos podido comprobar. Y a las 9’30 de la mañana tenemos ya un buen grupo esperando empezar. Están en la plaza de San Jaime, con cierta impaciencia que suele sobrevenir cuando se espera algo bueno.  Se forman colas ante el reparto de gorras, camisetas, banderas, carteles y pancartas y media hora más tarde, se ve ya un buen conjunto, prertrechado para el evento.

La afluencia va aumentando y en poco, somos muchos. Llenamos ya una cuarta parte de la plaza, lo que nos insta a reorganizarnos delante del palacio de la Generalidad, para permitir el tráfico fluido de transeúntes. Hay cierto retraso, provocado por la huelga de metro, que ha motivado que muchos decidiéramos acudir a pié. Nos han pedido que esperáramos cinco minutos a unos autocares que habían de llegar de Manresa y que estaban al caer. Hemos aprovechado para explicar un poco por megafonía que en el día por la abolición de la pena de muerte, estábamos allí reunidos para pedir que no se aplique más a los inocentes, a los hijos en el vientre materno. Se ha dado paso a diversas alocuciones que mostraban mucho del espíritu que mueve a los participantes y de lo amplio de esta gran familia de organizaciones provida, que han concurrido al unísono. Y luego, un grupo de animación ha estado cantando y bailando al son del tambor y del timbal, pertrechado con sombreros mejicanos y pintorescos sombreros de copa.

La marcha ha transcurrido sin incidentes de ningún tipo, pasando entre oleadas de personas que paseaban, aprovechando que hacía muy buen día. Pasando al lado de la Catedral, hemos subido por Puerta del Ángel hasta Plaza Cataluña. La llegada allí ha sido preciosa, un momento de aquellos que resultan verdaderamente memoriables. El tiempo era de primavera pese a estar en otoño, como para recordarnos que la juventud es la primavera de la vida.

El revoloteo de las palomas entre las banderas, el sol filtrándose entre las telas de las pancartas, los globos volando, las nubes preciosa, las flores con su colorido, las fuentes con su alegre canción refrescando el ambiente, entre las risas de los niños… ¡Qué bonito! ¿Cuánta vida había en aquél momento! Parecía destinado a recordarnos la belleza que defendemos. Al llegara a esta plaza, la hemos rodeado y casi se juntaba el principio de la concentración con el final, contorneándola. Todo ha sido allí un festival, entre la alegría de los animadores -que tenían juerga para rato-  y los turistas sorprendidos (Muchos de los cuales se han adherido a la marcha).  Venían a posar junto a mí, por mis atavíos llamativos y tomaban mi bandera de Derecho a vivir, porque querían este recuerdo. Japoneses, ingleses, alemanes… He perdido la cuenta de cuántas nacionalidades. Lo que sí me ha llamado la atencion, que uno a quien tomaba por portugués, ha resultado ser de “Tunisia” (Túnez). He podido ver que nuestra defensa tiene un valor universal, confirmando así mi creencia de siempre, de que es patrimonio de humanidad.

Subir por el Paseo de Gracia ha sido una Odisea, por la afluencia de visitantes a la feria del libro de ocasión. Pero hemos podido sortear las casetas, entre los aplausos y ánimos de la gente, siguiendo así nuestra marcha por otras calles del Ensanche barcelonés, hasta la parroquia d ela Concepción. Ante la misma, hemos leído el manifiesto y tenido una despedida final. luego ha pasado lo que era de esperar, que había pocas ganas de marchar y ha seguido una hora e conversación entre los asistentes, perfecto complemento para la plaza soleada y la visión de este ingenioso conjunto de edificios medievales trasladados. Muchos hemos aprovechado para ir a Misa, que en esta parroquia se celebra con ucha dignidad y hemos quedado muy contentos por el contenido de la homilía de un sacerdote que se vuelca verdaderamente en defender la vida y dejar claras las cosas.

Siempre habrá quien me pregunte cuántos hemos sido. No sabría contarlos, pero la impresión general era que “más de mil”. No sé concretar mucho mejor.

Una pancarta me ha llamado poderosamente la atención por lo concreto y acertado de su contenido: “La pena de muerte no es para inocentes”, decía.

Para ver el éxito arrollador de esta convocatoria en muchos puntos de España y su increíble extensión, os aconsejo que abráis hoy y mañana la página de Hazteoir.

Por Luna.

¿Qué pedirías que fuera libre?

leave a comment »

     Como no me cabe duda de que eres persona honesta, sé que deseas  lo mejor para todos y que esperarías que este mundo fuera mejor,  que llevas tu esfuerzo diario en este intento o que al menos, nunca preferirás lo que es indeseable para todos.

      Mira en esta cosa que adjunto al texto. (No sé si llamarla pegatina, “banner”, presentación, gráfico… ) Es una de estas cosas que hace Elentir y que están muy bien puestas, que sirven para muchas aplicaciones que no llego a conocer.  Lo importante aquí es su reflexión.  Doy  por supuesto que jamás pedirás que se torture a nadie, ni reclamarás palizas ajenas (Y aun me atrevo a suponer que tampoco propias), que nunca ¡En la vida! tendrás como acto bueno y digno de ser aprobado la violación, que no defiendes la mutilación ni el maltrato.

No, es que nadie lo hace. Como mucho, se consiente.

   Consiente el violador en su acto, no postula para que sea reconocido como derecho propio. Pero ¿consientes tú en que sea violado el útero materno por un estilete o una cánula, ya sea de vacío o de veneno salino?. Pido a Dios que no.

   Consiente el maltratador en causar daño y lo provoca intencionadamente, pero en su fuero interno, ha de reconocer que no tiene derecho a lo que hace. ¿Se lo reconoces tú? No, por el amor de Dios. Claro que no lo haces. Recuerda que el aborto es una forma de indiscutible maltrato de consecuencias mortales. No toleres que te digan que es un derecho.

   ¿Y la mutilación?¿Te imaginas?. Pero, ¿Cómo, es que no lo ves? ¿Qué es el legrado sino una forma repetida de mutilación de un cuerpo humano? Entre bisturíes, fórceps y demás monstruosidades de acero, quedan los restos seccionados, descuartizados, de un hijo. Dios te perdone si hasta ahora consentías y dejabas decir. Ya ves que el aborto puede ser mutilación.

No hay aborto sin violencia

Tampoco sin crueldad, son dos requisitos necesarios para practicarlo o para someterse a uno, muchas veces bajo las amenazas o la desprotección de la pareja o de otros familiares. Que no haya en tí un acto de indiferencia u otro de cobardía, porque va a tener resultado mortal. Cuando sepas que álguien va a abortar, toma cartas en el asunto y usa de tu derecho (Porque éste sí existe) a amar al prójimo, de decir a la mujer que quiere hacerlo lo que aquí has visto, alentarle, prestarle cariño y darle la ayuda necesaria. No seas cómplice de actos tan funestos.

   Este domingo puedes venir a la concentración del 7-O en tu localidad, a pedir

aborto cero,

 violencia cero,

 maltrato cero,

violaciones cero,

 toruras cero.

Por Iñigo Ruiz.

El gráfico procede del blog “Contando estrelas”, de Elentir.

Written by barcelonavida

octubre 5, 2012 at 10:43 pm

Perseverando en el 25-V

with one comment

Cada concentración por la vida que celebramos se distingue por algo. Creo que esta vez ha sido por los dos excelentes textos que en él se han leído y que aquí os dejo para vuestra reflexión:

LA MADRE QUE PIENSA EN ABORTAR DEBE SER AYUDADA A AMAR

(…) Yo siento que el gran destructor de la paz hoy es el aborto, porque es una guerra contra el niño, una matanza directa de niños inocentes, asesinados por la propia madre.

Y si nosotros aceptamos que una madre pueda matar incluso a su propio hijo, ¿cómo es que podemos decir a otras personas para que no se maten? ¿Cómo persuadimos a una mujer para no hacer el aborto? Como siempre, debimos de persuadirles con amor y debimos de recordarles que amor significa estar dispuesto a donarse hasta quebrarse. Jesús dio Su vida por amor a nosotros.

Así, la madre que piensa en abortar, debe ser ayudada a amar, o sea, a donarse hasta que quiebre sus planes, o su tiempo libre, para respetar la vida de su hijo. El padre de este niño, quienquiera que él sea, debe también donarse hasta que se quiebre.

A través del aborto, la madre no aprende a amar, sino que mata a su propio hijo para resolver sus problemas. Y, a través del aborto, se dice al padre que él no tiene que tener ninguna responsabilidad por el niño que él trajo al mundo. Este padre probablemente va a poner a otras mujeres en la misma situación. Luego, el aborto sólo trae más aborto.

Cualquier país que acepte el aborto no está enseñando a su pueblo a amar, sino a usar de cualquier violencia para conseguir lo que se quiere. Por eso es que el mayor destructor del amor y de la paz es el aborto. “Vamos a rescatar al niño”. El niño es el don de Dios para la familia. Cada niño es creado a imagen y semejanza de Dios para grandes cosas — para amar y ser amado. Cuando las personas más viejas son llamadas a Dios, solamente sus hijos pueden tomar sus lugares.

Beata Madre Teresa de Calcuta.

Y este otro, no destinado a considerar la lucha por la vida, sino a considerarnos a nosotros mismos, quienes somos a menudo culpables de omisiones que conllevan las peores consecuencias. Tenemos motivos para salir, como aquí podemos ver:

Frente a la cobardía: Yo no.

En su “Vida de Don Quijote y Sancho”, Miguel de Unamuno reinterpreta a Cervantes para llevar algunos derroteros de los lances quijotescos a sus consideraciones. Aquí le imita Calleja, en esta recapacitación, que no podemos perdernos:Benengeli* engañó  a Cervantes cuando, según él, Don Quijote contesta a quien le aconseja la vuelta  a su lugar manchego con un obediente “Decís bien“. El  magnánimo hidalgo no pudo someterse a un apremio tan sensato. ¿Volverse él a casa? Antes imagino su mirada compasiva posándose  de rostro en rostro y su voz sonora respondiendo así:
“Señor Bachiller, señores caballeros:  Cuando tantos se cobijan en casa rabo entre piernas, forzoso es que otros salgan  de allá. Aunque esos encargos vuestros rebosan discreta  intención, parad mientes en que me pedís que sosiegue renunciando a la empresa  que me he impuesto. Me exhortáis a la cordura; pero también a la  flojedad y al desánimo que acompañan al que deserta de su oficio. Me recordáis la prudencia, sin adivinar que es prudencia  arrostrar el peligro sin acrecentarlo, de suerte que no caiga en temerario el  valiente, ni el juicioso en cobarde. Pues, ¿no veis que las  maldades del mundo son naturales hijas de nuestra querencia a la muelle  habitación donde echamos llaves y cerrojos a las ansias de nuestro espíritu? ¿No veis que Jesús, Señor Nuestro, púdose quedar en Altísima  Casa, sobre los espaciosos cielos, y, sin embargo, quiso bajar de ella para  redimirnos? ¿Qué hubiese sido de nosotros, señor Cura, si  después, en medio de la Transfiguración, hubiese El escuchado las pláticas de  Pedro cuando pidióle que afincase allí con ellos, en una tienda o palacio, que  para El construiría en aquel monte?”
Imagino al caballero  (frente y voz en alto), siguiendo así: “Escóndanse los muy avisados que ven la  injusticia y, pudiéndola remediar, siguen adelante, camino de casa, como si  fueran en la paz y gracia de Dios que, con sólo esto, ya han perdido. Pero ¿vamos a amadrigarnos los ganosos de enderezar lo torcido  con nuestro fuerte o quebradizo brazo? No hay razón ni derecho a  quejarse si calentamos a la lumbre nuestros miembros, más ateridos de miedo que  de frío. Porque detrás de las villanías, de las traiciones, de  las deshonras, de los escándalos y los infortunios (como a espaldas de todos los  excesos de que hubo y habrá noticia) ha habido y habrá siempre un prójimo que  prefirió disimularse en casa.”
Don Quijote, con el puño en la  noble espada, los ojos encendidos y la voz crespa, haría retumbar estas  palabras:
“¡Quédese en casa el que no osa o no sabe o  no quiere sudar el pan, la fama y el honor! ¡Yo, no!
Quédese en  casa el que tiene por oficio la lisonja y por beneficio las rentas de la  adulación. ¡Yo, no!
Quédese en casa el que rezonga en voz baja  lo que calla en voz alta ¡Yo, no!
Quédese en casa el que se mofa  de las sandeces del pobre y finge oír música sacra ante las necedades del rico.  ¡Yo, no! Quédese en casa el que aplaude la Burla y el Cieno  cuando usurpan el trono del Arte. ¡Yo, no!
Quédese en casa el  baladrón de anchas costillas que se engulle el orbe a voces. ¡Yo, no!
Quédese en casa el tarugo que se cree navegante porque sigue a  flote. ¡Yo, no!
Quédese en casa el que sigue el rumbo que le  fija el miedo, el que se hincha con los buenos vientos y desfallece con los  adversos. ¡Yo, no!
Quédese en casa el que atisba a diestra y  siniestra, como comadreja asustada, a ver si le permitirán vivir el próximo  instante. ¡Yo, no!
Quédese en casa el que piensa blanco y  proclama negro y el que diciendo negro no piensa nada. ¡Yo, no!
Quédense en casa el listo, el cuco, el harto y el displicente.  ¡Yo, no!
Quédese en casa el que se venda los ojos para no ver lo  que el corazón debe sentir. ¡Yo, no!
Quédese en casa el que  llama delirio al fervor, chifladura al entusiasmo y desvarío a la lealtad. ¡Yo  no!
Quédense en casa los astrólogos que sólo escrutan el sol que  más calienta. ¡Yo, no!
Quédese en casa el que piensa mal de los  hombres todos y peor de todas las mujeres. ¡Yo, no!
Quédense en  casa el cuco, el listo y el harto, el pícaro y el displicente. ¡Yo, no!
Quédese en casa el mezquino que sólo ve cálculo en la bondad,  interés en la munificencia y jactancia en la largueza. ¡Yo, no!
Quédese en casa el pequeño que no se crece ante lo grande y el  grande que no se amengua ante lo chico. ¡Yo, no! Quédense en  casa el tigre astuto, la sierpe cabildera, el topo zapador, el ratón callado, la  hiena acuciosa, el verraco galamero, el camello ufano, el sordo pedrusco y el  mono berreón. ¡Yo, no!
Quédese en casa el que entiende la vida;  quédese en casa el que no entiende la muerte; quédese en casa el que teme pasar  por iluso, enamorado, tierno, crédulo, ingenuo y loco. ¡Yo, no!
Quédese en casa el que se ríe de las Españas, de la Imperial  Toledo, de las Siete Partidas y del santo amor que inspiran la Tierra y la Fe de  nuestros padres. Yo… ¡no!
En suma, señor Bachiller: el  que recibiendo un cuerpo no le pone alma; el que siendo hombre no se hace  caballero, váyase a casa, enciérrese en ella y deje libre y acendrado el aire  tormentoso, gélido, raramente apacible, pero siempre limpio, que con trabajos y  con honor respiramos los andantes.
Por todas estas razones y por  las nobles leyes de la caballería… ¡jamás se dirá que Don Quijote de la Mancha  se volvió a casa!
…………..
* Para dar verisimilitud a su novela, Miguel de Cervantes recurre a un historiador imaginario del que va tomando noticias históricas, Cide Hamete Benengeli. Calleja introduce aquí el recurso de preterición, al imaginar que esta información de que a Don Quijote le aconsejaron volver a casa y él respondió lo de “decís bien”, atribuyéndole este noble diálogo.
Y en un ambiente de recogimiento, hemos discurrido por la Avenida Gaudí hacia el Templo de la Sagrada Familia, con el rezo del Santo Rosario. El día estaba ya oscuro y nos invitaba a reflexionar los Misterios, así como el silencio y el respeto que hemos podido contemplar por parte de los transeúntes y de aquellos que estaban en las terrazas, tomando café . Su compañía se podía ver reflejada en muchas caras , mientras en otras me ha parecido ver un agradecido reconocimiento de lo que hacíamos. Cada concentración es una vivencia y si en otras hemos recogido desprecio, amenazas, blasfemias e insultos, en esta sólo he visto una mirada de apoyo, una cercanía. Doy gracias por ella a la Santísima Virgen, que nos acompaña siempre. Nos ha pedido exclusivamente la oración, sin preocupaciones. Allí hemos estado, en su sosiego.
Por Iñigo Ruiz

Written by barcelonavida

septiembre 25, 2012 at 11:06 pm

¿Qué puede pasar con el “Caso Morín?

with one comment

Hoy comienza otro juicio contra el Dr. Santiago Morín y otros imputados, en esta ocasión, por haber cometido más de 150 abortos cuya legalidad  (entre otras cosas) deberá esclarecer, probar y argumentar. Situaciones como ésta generan espectativa por su especial significación, porque en estos procesos se puede tomar el pulso a una sociedad y en mi opinión, evaluar a una civilización.

Ha habido grandes procesos históricos que han supuesto un bien colateral a la humanidad por fijar conceptos que estaban difusos, pero permanecían en las conciencias colectivas. Como el proceso de Nüremberg, en donde de la revisión de los crímenes de guerra perpetrados por los seguidores del partido nacionalsocialista alemán devino la convención de que el iuspositivismo no puede llegar a extremos judiciales en que se admita la argucia de la no penabilidad ni reconocimiento de culpa de crímenes atroces por la circunstancia de que las leyes escritas no los contemplen. La Ley Natural tomó especial relevancia y se llevó una contemplación menos pueril del concepto de iusnturalismo del que hasta entonces estaban dispuestos a otorgar la mayoría de juristas.

En definitiva, se hubo de reconocer que cuando hay un bien y hay un mal inequívocos por lo extremado, éstos deben ser contemplados en justicia, pese a que no se hayan redactado códigos de la infinitud que requeriría el vano intento de fijar por ley toda actuación humana imaginable, sumando a ella la que jamás se habría soñado. (¿Álguien pudo predecir Auswitchz o la matanza de miles de enfermos y disminuidos psíquicos?). No, no bastaba con el intento de Hammurabi, de fijar como jurisprudencia todo proceso judicial, no existía manera alguna de llegar al automatismo judicial y legislativo infalibles. Y en Nüremberg lo tuvimos claro.

Otros juicios han supuesto un ataque a la naturaleza misma de lo humano y a los logros que como humanidad hayamos podido alcanzar, como en el caso Roe Vs. Wade, que legitimó en Estados Unidos el primer aborto no penalizado, siendo tenido como estrella para orientarse en futuras decisiones, como referente y clavo ardiendo, aun antes de sentar jurisprudencia. Presentado como conflicto de intereses, se tuvo en menor el derecho fundamental a la vida de un hijo en el vientre materno. Si alguien llega a dudar de que sea fuente de todos los otros derechos humanos, en modo alguno podrá decir que no sea circunstancia de viabilidad y pragmaticidad de los mismos. Dejó el derecho de serlo, para convertirse en resolución en favor de una de las partes aun cuando la sentencia supusiera la mayor pérdida para el hijo (pena de muerte), entre circunstancias mucho menos penosas de los progenitores. Y dejó de intentarse siquiera la justicia para buscar la satisfacción de clientes, no lo que a ellos correspondiera en uso leal del bien común.

Supuso este fallo una prevaricación per se, al atribuirse los magistrados y las partes en litigio una potestad de la que no está dotado ningún mortal. Ya sin “ius”, tenemos el efecto tanático del positivismo como abrogación soberbia de quien se supone por encima de la existencia misma y capacitado para dictar todos los extremos que debe guiar a la existencia. Es la cosmogonía de la soberbia. Para mí, la antítesis del derecho y -sobre todo- de la judicatura. No cabe mayor irresponsabilidad que ésta de dictar una sentencia para la que no se obtiene la necesaria solvencia, por una simple cuestión de limitaciones humanas.

Y tenemos un doble efecto, pernicioso para todo aquello que llegue a salpicarse: Por un lado, el bien y el mal quedan sujetos de nuevo a lo codificable, a lo que está escrito. Lo hacen en detrimento de la ética y de la moral, pero con la curiosa característica de poder contravenir a nuestras conciencias sin que éstas se resientan. lo “legal” se convierte en lo aprobable y lo prohibido en lo que debemos rechazar, sin más. El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento y nuestra máxima santida va a depender de nuestra retentiva para fijar en la memoria los códigos de derecho. Pero por el otro lado, el bien y el mal lo deciden las ideologías de quienes son capaces de obtener el gobierno al precio que sea, de aquellos que califiquen las actitudes  a su gusto y necesidad, suponiéndose en todo ello una mayoría (Que es demasiado suponer) y que de ella nace el derecho, muriendo para quienes no forman parte de la misma. No importa que una ley que permite abortar a niñas sea fruto de un consenso cuya más profunda preocupación era acercar posturas para un concierto económico,  para la renovación de una cámara o la aprobación de los presupuestos generales del Estado. A quien repruebe esta actitud se le recuerdan las “reglas del juego” y se le presenta el espejismo de la “democracia”, como si este proceder tuviera algo de demócrata.

No puedo tener al resultado como nada más que como perversión y encuentro que en la misma se encuentra la clave de la situación que comenté en una entrada anterior

Sí, aquí tenemos el resultado de un juicio anterior, de aquéllos que suponen un verdadero exponente de la total alienación en que vivimos, llegando a soportar situaciones como esta. El efecto de aquella sentencia fue el de mostrar que la anestesia social impuesta por el zapaterismo ha surtido todo su efecto, que cualquier cortina de humo puede desviar nuestras atenciones, mientras dejamos pasar por delante mismo de nuestras personas un atropello histórico sin precedentes. ¿Se ha de juzagar a una persona culpable según las leyes? No importa. Se cambia, haciéndolo a la medida del encausado y aquí paz y nunca más gloria…

Poco importa ya la incongruencia total, ¿Qué más da? ¡Si ya se ha traspasado la línea de la crueldad!. Cuando se permite que una hija menor de edad aborte pese a la negativa de sus padres, no importa para nada que sea necesario el consentimiento paterno para quitarse una mancha en la piel, pero no lo pidan para quitarse al hijo de las entrañas.

Vemos en otra entrada  que Santiago Morín es persona poco dada a la honestidad, aun sin considerar sus crímenes. Basta con ver sus evasiones fiscales. ¿Espera álguien rectitud de una persona que tan poca ha mostrado en otras ocasiones?.

Bueno, pues pese a todo, debo decir que cada juicio es una oportunidad distinta  y pudiera resultar que en esta ocasión saliera a relucir la verdad, que reconocieran los imputados que su único afán era el de lucro, que queden expuestos los motivos que asisten para el reconocimiento de los derechos del nasciturus (Que por cierto, se reconocen en el C.C y el C.P.) y por la parte social, existiera el compromiso tácito colectivo de contemplar por qué existe este derecho a la vida y qué es lo que a la vida otorga tanto valor. Si pudiera darse el reescalado de derechos y deberes en la consideración de lo gestatorio, volveríamos a la proporción de lo humano.

 Como persona que soy, tengo la cualidad de querer siempre que Dios quiera lo mismo que yo y por tanto, pido a Dios que así lo quiera. Pero supongamos que nos viene todo lo contrario: Una farsa, una pantomima, un tongo, la clara y evidente burla de todas las leyes habidas y por haber… Si ese abuso se diera, (Y no tiene por qué darse, es una hipótesis argumental, en ningún modo una especulación ni un intento coactivo), tendríamos una de dos cosas: El acicate para reclamar justicia de un modo más efectivo o el merecido castigo por no hacerlo. Y a la larga, quizá lo hubiéramos de pagar con la vida de nuestros nietos.

Por Iñigo Ruiz.

Written by barcelonavida

septiembre 14, 2012 at 1:35 am

Nuevas (y buenas) noticias de Crossroads

with 2 comments

 
 13 de julio 19 de julio-Primera etapa del Grupo A, finalizadaCuando se empieza el dia
 
 
  Llevo veinte días caminando, en compañía de otros veinte jóvenes de distintas ciudades de España. Echamos a andar el pasado 7 de julio, en Barcelona. Y no hemos parado de caminar.

Estamos haciendo el primer rally a pie por España, para promover el derecho a la vida y pedir la abolición del aborto en todas las sociedades, particularmente en nuestro país. 

Hoy continuamos desde Madrid, y me gustaría que me saludaras con un mensaje tuyo en el blog de la caminata


La iniciativa se llama Crossroads y su lema es Un paso en favor de la vida. Se realiza cada verano en países como Estados Unidos, Irlanda y Canadá, y esta es la primera vez que un grupo de jóvenes caminamos en España.

Aquí, nos acompaña durante todo el rally una caravana de Aborto Cero, la iniciativa de Derecho a Vivir por la derogación de la Ley Aído y la aprobación de una ley de aborto cero en nuestro país.
El vehículo nos lo han prestado HazteOir.org y Derecho a Vivir (¡muchas gracias!) y nos da apoyo logístico y nos sirve para descansar cuando el sol y la fatiga aprietan.

Aunque lo mejor de esta experiencia es el cariño y la hospitalidad de la gente en las ciudades y los pueblos por donde pasamos. 

Nos acogen en familias y en parroquias, nos dan de comer y nos ofrecen un techo y una cama confortable para dormir. Los sacerdotes hablan de nosotros a la gente, en la Sagrada Eucaristía, y hasta hemos conseguido que el cardenal Sistach, monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, monseñor Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo y cardenal primado de España, y monseñor Juan Antonio Reig Plá, obispo de Alcalá de Henares, nos reciban y nos den su bendición. De algunos de esos momentos puedes ver unas fotos en este álbum: 

http://www.flickr.com/photos/hazteoir/sets/72157630554033012/show/

Ya digo que lo mejor de todo es la enorme generosidad y el cariño que estamos encontrando a nuestro paso.

Hoy lunes 30 de julio, los jóvenes de Crossroads continuamos nuestra caminata, después de haber pasado por Madrid. 

A quien pregunta sobre Corssroads, le digo que vale la pena:

  • Caminamos para defender el derecho a la vida, el derecho anterior a todos los demás.
  • Caminamos para dar voz a los que no la tienen: los niños que van a nacer y los niños que no pudieron nacer porque las leyes del aborto han segado ya más de un millón y medio de vidas desde 1985.
  • Caminamos para que esta lacra se acabe algún día en España y en el mundo, y para que ese día llegue pronto.
  • Caminamos para pedir la derogación de la ley del aborto española, por injusta, por inconstitucional.
  • Caminamos para que el Gobierno presente una ley de aborto cero, una ley que proteja la vida humana y apoye la maternidad.

Los chicos y chicas de Crossroads continuamos nuestro camino hacia Santiago de Compostela, la ciudad que marcará el fin de nuestra caminata.

Nos hace mucha ilusión que nos dejes un mensaje en nuestro blog de la caminata.

Salúdanos, dinos qué te parece esta iniciativa, cuéntanos lo que quieras…

Los caminantes de Crossroads te lo agradeceremos de todo corazón. Tus palabras serán nuestra energía para seguir caminando.

Pincha en el siguiente enlace para dejar tu mensaje:

http://crossroadswalk.es/2012/07/26/mensajes-de-apoyo-de-los-amigos-de-derecho-a-vivir/

Si tienes cuenta en twitter, envíanos un mensaje. Nuestro twitter es @CrossroadsWalk

Por supuesto, estás invitado a unirte para seguir con nosotros el resto del rally, hasta llegar a Santiago de Compostela el próximo 19 de agosto.

Si estás de vacaciones y te apetece hacer un Camino de Santiago diferente, en compañía de jóvenes universitarios, promoviendo el derecho a la vida por pueblos y ciudades de España, no te lo pienses y súmate a Crossroads.

Aquí puedes consultar las fechas y etapas de la caminata:

http://crossroadswalk.es/walks/2012-walk/

Para más información, puedes dejarme un mensaje.

¡Muchas gracias por no parar en la defensa del derecho a la vida!

Jaime Hernández Zúñiga y todo el equipo de Crossroads – Derecho a Vivir

Written by barcelonavida

agosto 2, 2012 at 7:11 pm

Pudiera parecer… (Manifiesto del 25-V, julio de 2012)

with 3 comments

La crónica se reduce a una jornada tranquila en que los “malos” no  se lo han trabajado demasiado y eran pocos, desganados y aburridos. Los pesados de siempre que han “pesadeado” e incordiado como han podido y ha sido poco, porque eso cansa lo suyo.  Por otra parte, hemos podido ver que en esta ocasión muchos transeúntes se sumaban al rezo de las oraciones, aun cuando no vinieran a marchar junto a nosotros.

En fin, una concentración de estar por claustro en la que nos hemos reunido cincuenta personas y nos hemos encontrado con María como en familia. He llegado tarde al acto civil, por lo que -sinceramente- no os puedo informar de lo que en él se ha dicho. Pero el manifiesto que se ha leído esta vez merece ser considerado, por lo que  os lo dejo aquí:

jueves, 24 de mayo de 2012
PUDIERA PARECER… Autor: Francisco Javier Méndez Febles.

Pudiera parecer que somos pocos, los hoy aquí congregados, ante este lugar desolador. No nos importa. Sabemos que siempre fueron pocos los elegidos para las  grandes causas, en el pasado reciente los héroes de Fukushima, en el lejano los doce apóstoles.

Pudiera parecer que es una causa perdida. Nada más lejos de la realidad. Nuestra causa, no está muerta, porque es la causa de la vida, la causa del amor. 

Pudiera parecer, que la pandemia abortista se ha extendido por el mundo, que ha penetrado a partidos a derecha e izquierda, a gobiernos de derecha e izquierda, que arrastra millones de votos. Nos trae al pairo, porque sabemos que millones de votos llevaron al III Reich al poder y como consecuencia de ello, millones de hebreos, gitanos y otras etnias no arias acabaron en campos de exterminio. Los votos de los enemigos de la vida, no les dan razón, están desprovistos de sentimientos, están desprovistos de amor, carecen de vida.

Pudiera parecer que todo sigue igual en nuestro país, que solo ha habido el cambio de un gobierno abiertamente hostil a la causa pro-vida a un gobierno tímidamente hostil a la causa abortista. Falso: los dos han sido y son hostiles a la causa de la vida.

Pudiera parecer que nos han engañado con timoratas promesas electorales, de cambiar la aberrante y  eufemística  Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. No, no nos han engañado, seguimos pidiendo volver a la situación anterior a 1985, porque ningún ser humano bajo ningún concepto puede decidir que ser humano debe vivir y cual no. Aceptar ese postulado, supone volver a la idea nacionalsocialista de selección de la raza.  

 
Pudiera parecer, madre, que desde el poder, te están ofreciendo una solución desembarazándote del hijo que va a nacer. Nada más engañoso, taimado y felón. Lo que te están ofreciendo es que te conviertas en asesina, en sicario de sus programas de control demográfico, que eufemísticamente también, son más bien programas de exterminio. Se parece demasiado a la solución final del III Reich. Lo que te están ofreciendo, es que tú y ese hijo precioso que va a nacer os convirtáis en el conejillo de indias, en la moneda de cambio, con el que ensayan los mercaderes de la muerte, a quienes financian desde sus poltronas en una suerte de tráfico de vidas humanas.

Pudiera parecer, por último, camaradas, que vuestro sacrificio no merece la pena, que habéis perdido el tiempo en manifestaciones multitudinarias pero ineficaces, en reuniones, en concentraciones, en jornadas de divulgación de la causa. No desfallezcáis, la nuestra es la causa de la vida, y cuando algún día la historia reviva el hecho luctuoso de que hubo una vez una civilización desquiciada que se quiso suicidar, entonces, entonces, esa misma historia recordará la frase que en circunstancias dramáticas pronunció el probablemente mejor estadista del siglo pasado, Winston Leonard Churchill: “Nunca en materia de conflictos humanos, se debió tanto por unos muchos a unos pocos”. Por eso, porque somos pocos, por eso, porque las grandes causas se expresan con palabras cortas repetid hasta la saciedad SI A LA VIDA.

Written by barcelonavida

julio 25, 2012 at 9:01 pm