Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

Posts Tagged ‘Maristas

Han fallecido un amigo y un santo

with 4 comments

                                                                       

                                    Hermano Marista Federico Plumed Feced

“Tengo la teoría de que la Iglesia sólo progresa cuando tiene persecución. Y cuando no tiene, algo le pasa. Si realmente estamos viendo que en algunos sitios la persecución se incrementa, yo creo que “algo” tiene que decir la Iglesia.”

El Hermano Marista Federico Plumed Feced nos acompañó en innumerables ocasiones y durante largos años en las concentraciones por la vida del 25-V. Oir ahora esta cita suya y recordarle entre una lluvia de todo tipo de objetos arrojadizos, siendo amenazado, entre las acechanzas de centenares de personas que pretendían burlar el cordón policial de protección y agredirle (porque llevaba el rezo del Santo Rosario con el megáfono) es acercarse un poco a su espíritu, pero una personalidad tan atrayente merece mucha más cercanía, incluso el deseo de que algo se contagie de este alma -serena y  sosegada que sólo encontramos en las personas en paz consigo mismas y de absoluta confianza en Dios- puede ser oración pura.

https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=lLxxDkMskU0

Allí estaba siempre, entre vociferios de tumultuosos borrachos que propagaban consignas de odio sectario, con la Verdad y el valor de quien sabe que nadie puede contra ella, que siempre vence. Hombre sabio y de experiencia, nunca le oí quejarse de la insensatez de los que se manifiestan en contra de nuestra concentración, de su actitud agresiva. Ni siquiera del poco respeto de quienes molestan nuestra oración. Algún consejo de seguridad, procedentes del sentido común y la prudencia como virtudes, nunca por miedo.

La santidad que conocí en el Hermano Federico es una de las más hermosas que pueden concebirse, dedicada siempre a mostrar las virtudes de otros santos; quedando siempre él y los suyos en plano muy discreto, casi imperceptible. Veréis en el vídeo que acompaña a esta entrada una parte de su labor y la pasión y el amor con que nos muestra la vida de los mártires, a cuya difusión dedicó más de tres décadas de su vida.

Era vicepresidente de la Asociación Hispania Martyr, que informó la Causa general que llevará a la Beatificación del 13 de octubre en Tarragona de los mártires y confesores de la fe de la guerra civil. Habíamos hablado de esto. Su trabajo y las vicisitudes por las que hubo de pasar, me interesaban enormemente. Siento admiración por estas personas, que murieron perdonando y sé que muchos interese de carácter político intentarían frenar este postulado, que da a conocer atrocidades con nombres propios y detalles.

Su objetividad, su visión de auténtico humanismo cristiano y su verdadera sinceridad, le situaban por encima del horizonte ideológico, por lo que puedo decir que mostró verdaderos prodigios para rehuir intereses ocultos. Creo que tenía una especial habilidad para verlos llegar, para entrever qué movía a cada persona. Astuto como la serpiente, no caía en los engaños con facilidad.

Pocas personas habrá en el mundo tan documentadas sobre estos mártires y todas sus circunstancias como estaba el Hermano Federico, pero su sencillez impresionaba tanto, que tras conversar con él, en más de una ocasión, salí diciéndome a mí mismo: “Tengo que ser tan sencillo como él”. Otra cosa que me enseñó.

Manso como nadie, valiente como pocos. Heredero y transmisor del ejemplo, así fue este hombre sabio, de quien tuve la dicha de ser amigo.

Al hacer esta semblanza no puedo olvidar lo que recuerdo de nuestra última conversación. Unas frases que me dijo: “La  Beatificación de estos mártires es una ocasión sin precedentes para España y quizá para toda la Iglesia”. No quise agradecerle su trabajo, porque le molestaban los elogios. Sin saberlo, acerté con un comentario: Imagino -dije- que tendrás un lugar preferente en Tarragona.” Él respondió que eso era lo de menos, añadiendo algo un poco enigmático: “Aunque no pudiera estar, lo importante es lo que ellos hicieron y su Beatificación.”

Dios ha deparado un lugar de absoluta preferencia para esta ceremonia: Está entre ellos, con Él y en el Cielo. Cielo de Tarragona, que glorifica el circo romano, porque en él hubo también martirio. Ni el Papa estará en mejor puesto. Le pido ahora que interceda por nosotros y que nos infunda el aliento de estos mártires, para que sepamos llegar a donde tengamos deparado con su alegría y paciencia.

Marchó a la Casa del Padre en la madrugada del día 23 al 24 de septiembre, pero creo que le entregó su alma antes. Mucho antes. Podéis ver la carta que escribió, cuando el estado avanzado del cáncer y los efectos de la radioterapia lo tenían inmovilizado.

Ahora, Señor, según tu promesa,

puedes dejar a tu siervo irse en paz.

Porque mis ojos han visto a tu Salvador,

a quien has presentado ante todos los pueblos:

Luz para alumbrar a las naciones

y gloria de tu pueblo Israel.

Descansa en paz, Hermano Federico Plumed.

Anuncios

Written by barcelonavida

septiembre 28, 2013 at 1:03 am