Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

Posts Tagged ‘vocación

¿Te lo has planteado alguna vez?

with 4 comments

Aquí tenemos un vídeo que ha elaborado la Conferencia Episcopal, con motivo del día del Seminario. Recapacitemos sobre algunas condiciones de la vida sacerdotal para poder considerar correctamente a quienes la han abrazado, las encontraremos en el audio.

La vocación tiene una fase similar a la del enamoramiento (Que tiene también su parte de vocación). Va madurando, busca y encuentra respuestas para concretarse . Parte generalmente de una idea bastante abstracta y se va ciñendo en una realidad a medida que transcurren el tiempo, los sucesos y conocimientos.

Se equivoca quien piense que se ingresa en un Seminario teniendo una vocación y a partir de ahí, está todo hecho. Saben bien los sacerdotes y seminaristas que esta llamada se acrecienta y revisa a diario, sufre pruebas y tentaciones, dudas o vacilación. Ha de ir destilándose. También es necesario cuidarla y cultivarla.

Saber que hay sacerdotes que dedican tres horas de su tiempo de descanso a la preparación de la homilía, que llevan 17 parroquias o que conducen durante horas para decir una Misa o confesar a un puñado de fieles es siempre una gran noticia. El mismo fruto de la vocación alimenta a la vocación.

Mi enhorabuena a tantos sacerdotes como veo aplicarse en retos que pueden llegar a superarles, sacrificarse hasta lo indecible por su prójimo y por Dios. Mi recuerdo a su labor y toda la colaboración que pueda prestarles.

Aunque no lo tengo por costumbre, post-scriptum: Los sacerdotes son personas como tú y como yo. Tú y yo no hablamos todo el día de temas de fe o de religión, tenemos nuestros alirones futboleros, nuestros ratillos de contar chistes o de hablar de cualquier tema que a ambos nos interese.  Quienes tenemos curas en la familia, sabemos que no debemos agobiarles con la reiteración de temas relativos a su profesión y que ellos agradecen y celebran que tengamos otros tópicos de conversación, porque ni ellos ni nosotros estamos obsesionados con uno.

Por Luna

Anuncios

Written by barcelonavida

marzo 16, 2012 at 10:23 am

Correspondencia entre noviazgo y matrimonio: I Proyectos y realidades

with 2 comments

Hoy publico en este blog una primera parte de un texto que elaboré para tratar en el grupo de matrimonios de la parroquia de San Narciso, en Barcelona. En otras dos entradas posteriores, publicaré el resto.

 

“[…] Nada de esto os pase inadvertido si tenéis para Jesucristo la fe y el amor perfectos, que son el principio y la consumación de la vida. La fe es el principio, el amor, la consumación.[…]

(De la carta de San Ignacio de Antioquía a los Efesios, siglo I.

 

 

   A- De novios…

   El amor se puede sentir de muchas maneras. Yo lo viví como una vocación a una nueva y mejor vida. Caracteriza al noviazgo que es tiempo de conocer a la pareja, hacer planes y proyectos en común. Tiempo de esperanza y de ilusión, en que la fantasía también nos hace algunas jugadas. Todo se ve de otra manera (Incluso al ser amado, queda claro.) Se idealiza, se orienta hacia una situación utópica.

   Pero amar y creer es quizá lo más noble que podemos hacer los seres humanos. Por general, nuestros proyectos giran entorno a nosotros mismos y a nuestra familia, hasta el noviazgo. De repente, resulta que lo más importante para nosotros mismos no somos nosotros, que sobre nuestros proyectos y aun sobre nuestro futuro, se levanta otra persona, que viene a ser lo más importante de nuestra vida. Nos queremos dedicar a ella y a unos terceros, que son los hijos.

   Hacemos un necesario cambio de planteamientos y dedicaciones y nuestra vida se convierte en otra, para querer ser otra. El amor llena al alma de bien, al hombre de Creación y al tiempo de vida. Sentimos que nuestra vida se prolonga hacia la persona amada, se extiende a los hijos que recibamos, se expande en el tiempo, porque nos sentimos transmisores de la vida que nos dieron nuestros mayores. Alcanzamos lo más cercano a la eternidad que tenemos permitido.

Después, todo se ve de otra manera.

 

 B- Ya casados…

Ni las cualidades del cónyuge son las que suponíamos, ni en el fondo las nuestras lo son tampoco.

   Parte del proyecto no se ha cumplido, por causas que nos son ajenas en la mayoría de los casos, porque hemos hecho suposiciones erróneas, porque ha salido algo mejor, porque hemos descubierto que los gustos e inclinaciones del cónyuge no son los que parecían, o ante el infortunio, que todo puede llegar.

   El error más común ante esta situación es el de lamentarse, plantándonos ante un árbol que no nos deja ver el bosque. ¿No seremos como el pobre desdichado que buscaba oro y “sólo” encontró diamantes?.

   Si no nos falta lo primordial y vamos consiguiendo la parte importante de lo que habíamos pensado, nos falta sencillamente lo que nos sobra.

   Si vemos lo contrario, lo primero que podemos hacer es someterlo a revisión, priorizar las cosas. ¿Es primordial?¿No hemos conseguido otros objetivos que son más importantes/ necesarios?

   Cuando se echa en falta una concreción del proyecto, se ha de reconocer la posibilidad de replantearlo, adaptarlo a la situación y enriquecerla. Nos está llamando la oportunidad. ¡No la perdamos!

   Si falta la solvencia, ya sea de medios, ya de tiempo, es que el proyecto es ambicioso. Puede valer la pena, pero… ¿Puede valer la pena? Recapacitemos.

   Si no tenemos oportunidades o éstas nos son adversas, tendremos por recompensa una visión muy clara de lo que es importante y de lo que no lo es, soltaremos algunos lastres que pueden habernos pesado durante mucho tiempo.

   Pasarán los años y seguramente se den todas las circunstancias enumeradas. Y otras, que en mi falta de experiencia, no habré sabido prever. ¿Qué tendremos?

 

Un proyecto inicial enriquecido, porque:

-Ni falta, ni sobra ->Se ha concretado.

-Ha perdido egoísmo -> Es familia.

-Ha sabido tomar las oportunidades (Aunque sólo sean algunas) para adaptarse –>Se demuestra viable.

-Ha buscado caminos y se ha perdido, ha retomado el camino principal, lo recorre con seguridad-> Conoce el terreno. No puede perderse.

Luna.

Written by barcelonavida

junio 19, 2011 at 1:28 am