Barcelona Vida

defensa de la vida y la familia, valores, sociedades intermedias

Posts Tagged ‘eutanasia

Una forma encubierta de eutanasia

with one comment

Después de haber leído esta noticia lo tengo muy claro: Al Gobierno no le interesa entrar en la fase desagradable del debate sobre la eutanasia, no quiere presentar su voluntad de terminar con las personas que no son económicamente rentables, dejando que en tiempos venideros, lidien otros este toro. Así será el PP el “bueno” o cuanto menos, quien no presenta las barrabasadas del PSOE.

Pero que eludan esta propuesta no quiere decir en modo alguno que no la lleven a término, sino que denota su falta de franqueza para actuar y una sutil manipulación de las consecuencias de los actos, con ánimo mimético. Todo entra en el juego que tiene por resultado que la eutanasia se aplica en España, ya sea la panfletaria historia de Sampedro, la no menos panfletaria película sobre este caso que se tituló “Mar adentro”, el añadido a una propuesta de nuevo estatuto de corte independentista o la excusa presupuestaria para la eutanasia administrativa.

Y así, los culpables no son exclusivamente quienes proclaman que la vida tiene un valor relativo, quienes inventan que hay dignidad en morir sin sufrimiento y no la hay cuando se hace sufriendo (Que se lo digan a los mártires). Culpables son también quienes emplean los medios orientados a que los médicos no puedan  emplear sus medios para sanar a los enfermos. Y este es el caso de quien retira las subvenciones para trasplantes o cualquier otro cuidado del que dependa la vida del paciente.

Es por esta causa que está llamado a desaparecer la encomiable sección del Hospital Clínico de Barcelona, llamada Inther-unit. Pese a que sus resultados no pueden ser mejores. En contra de la eficacia y profesionalidad que ha demostrado a lo largo de su existencia, esta unidad -que se dedica a la experimentación en el tratamiento de quimioterapia para enfermos de cáncer- tiene los días contados. Mucho ha aportado a la ciencia, los pacientes estamos en deuda de gratitud, pero una falaz política de recortes económicos la va a suspender para siempre, estoy seguro.

¿Por qué, si una persona necesitada de un riñón puede morir de no recibirlo? ¿Por qué, si el enfermo de cáncer puede morir por falta de terapia? Pues precisamente, porque puede morir. Poco visible, poco polémico, ojos que no ven y corazón que no siente… Para nunca jamás.

Comprendo que estamos en tiempos de acuciante crisis económica, pero no puedo comprender por qué los recortes se han de hacer siempre en el imprescindible campo de la sanidad, cuando nunca lo haría a título individual una persona, por necesitada que estuviera. Si yo voy mal de dinero, dejo de tomar café, de tomar el metro y hasta de cortarme el pelo. Pero nunca dejo de pagar la medicación de la que puede depender mi vida por una cuestión de sentido común: Mi economía está para mí y no al revés. Si yo muero, ¿De qué me servirá el dinero?.

Sigue habiendo gastos muy injustificados en España, siguen los presupuestos generales del Estado con partidas desmesuradas que se destinan a utilidades de las que podemos prescindir, por no decir las subvenciones millonarias que reciben entidades particulares y no están orientadas al bien común. (Ni siquiera son de uso común). Siguen los sindicatos en su opacidad, mamando de la teta del Gobierno.

Persisten las ayudas a espectáculos y medios de comunicación que no tienen otra labor que el voceo de las consignas que nos puedan anestesiar a todos, pero se recorta curiosamente en lo que tiene por consecuencia aquello contra lo que no quieren luchar. Que lo digan abiertamente, que ya es hora de un poco de sinceridad en esta legislatura en donde no asoma nunca la asunción de valores y siempre la excusa de lo necesario. Que digan que no es necesario un trasplante de corazón, que eso son caprichos burgueses.

Mejor aún, que reconozcan de una vez por todas que son partidarios de la eutanasia y les faltan los reaños (única virtud de la izquierda) para admitirlo. Nosotros obraremos en consecuencia.

Por Señor Cangrejo.

Anuncios

Written by barcelonavida

abril 27, 2013 at 8:51 pm

Publicado en Uncategorized

Tagged with , , ,

Abren en Holanda una “clínica” legal para matar a la gente

with 11 comments

 
 

La muerte de Sócrates (detalle) de Jaques-Louis David, 1787.

 
 
 

Holanda abrirá en marzo la primera clínica privada para practicar la eutanasia

 

 

Leo en ABC esta noticia que encuentro delirante. Supone una clara muestra de la manera en que la realidad se puede distorsionar hasta lo indecible para convertir el derecho en justificación de los intereses personales más ilegítimos, en detrimento de los derechos naturales y del mismo sentido común.

Se consigue legitimar un establecimiento (de pago) dedicado a dar muerte a seres humanos mediante un mecanismo de lo más tosc0 e inaceptable, consistente en generar un debate absurdo sobre un epíteto que se da a unas circunstancias en que se mate a una persona. No existiendo para nadie el privilegio de matar, se accede a él cuando se arguye que se ofrece una “muerte digna”. Pero, vamos a ver… Si no se puede matar nunca y en ningún caso, ¿Cómo obtienen los eutanastas el privilegio para hacerlo?.

Sometamos el argumento a una prueba de verdad. Supongamos que el terrorista más culpable y buscado del mundo es capturado y puesto en prisión, que se le somete a juicio y se prueban todos los cargos, por lo que se verifica que es un peligro público. Habrá partidarios de darle pena de muerte y otros que serán detractores. ¿Verdad que los detractores no aceptarían nunca el argumento de que va a morir el reo “con dignidad”?. Lógico, porque la supuesta (y gratuita) garantía de dignidad de una ejecución no puede mejorar la matanza hasta el punto de convertirla en buena acción. Pues esto que aceptamos en un culpable, ha de ser rechazado en un inocente por imperativo de ingeniería social. Terrible agravio comparativo en que recibe mejor trato quien peor conducta muestre. Serios peligros amenazan a una civilización que beneficie al malhechor y castigue al inocente.

 

Al fin y al cabo, ¿Qué es la “muerte digna”?

Ni más ni menos que toda aquella que no sea indigna. Así de sencillo. Es la que nos encuentra con la conciencia tranquila y en condiciones de dejar esta vida sin miedo a lo que en adelante podamos encontrar. No caben aquí matices religiosos o filosóficos que alteren esta definición, lo que pueden hacer es enriquecerla y fijarla de un modo más preciso.

Por tanto, la muerte digna no es otra que la que alcanza a toda persona que haya vivido correctamente. La dignidad se alcanza en vida y de esto nos tenemos que preocupar, no del modo en que vamos a perecer. La muerte nos iguala a todos y atodos nos ha de llegar, ya lo sabemos.

¿No resulta más coherente pedir una vida digna? Por supuesto, pero encontramos la paradoja de que son los eutanastas los que siempre han reaccionado en contra de la dignidad, calificando a este concepto como argumento ideológico de sus opositores. Primer contrasentido.

 

“asociación para una muerte digna”

Va penetrando en todos los países el eufemismo y se está viendo publicidad en torno a unas entidades que emanan del NOM (Nuevo Orden Mundial) llamadas “asociaciones de muerte digna”. Su función es reclamar el “derecho emergente” a que nos puedan matar cuando crean oportuno. ¿Por qué la ETA no se cambia de nombre? Tendría todas las facilidades del mundo para seguir con su actividad terrorista, que sería completamente legalizada.

El mismo funcionamiento puede permitirnos instituir la “asociación de poseedores de bienes ajenos”, que nos conferiría la legalidad necesaria para robar cuanto nos apeteciera, creándose un marco legislativo y jurídico en nuestro entorno. Cuatro tópicos sobre la pobreza y el reparto de bienes serían más que suficientes para alcanzar la emergencia de este derecho.

Los anarquistas, los enfermos mentales agresivos, los mercenarios, antisociales… Cualquiera de ellos puede reclamar su parcela de actividad legalizable con el pretexto de la “dignificación de sus actos”. Tendrán mucho más derecho que el criminal a sueldo, a quien ahora se otorga licencia comercial en Holanda.

 

Segundo contrasentido

Como he podido leer en la noticia, esta “clínica” atenderá los casos en que se presenten conflictos éticos y deontológicos. Cuando algo está mal hecho, no pasa a estar bien porque lo haga una persona inmoral. No es legítimo ni se puede autorizar, no es éste el camino para hacer el bien ni para solucionar el problema. No en un país que considere que la ley ha de ser igual para todos. Existe la objeción de conciencia y debe admitirse, pero hay que tener en cuenta que hay actos que siempre y en todo lugar han de ser punidos por la ley, que debe prohibirlos. Por cuanto la ordenación jurídica está destinada a favorecer y administrar el bien común, el suicidio ha de estar prohibido. Mucho más el homicidio. De otro modo, no se garantiza nuestra protección.

 

tercer contrasentido

Este matadero habrá de someterse a la actual legislación sobre la eutanasia en Holanda, donde se exige que el paciente esté consciente, haya pedido que se le dé muerte y tenga una enfermedad sin posible curación. Contravenir a estas normas está penalizado con una pena de doce años de cárcel. Aplicar en pureza esta norma sólo es posible mediante el degüello o fusilamiento de las víctimas, ya que los habituales procedimientos siempre otorgan a la víctima un período de inconsciencia, por poco prolongado que sea.

Determinar la incurabilidad de una enfermedad es acto muy arriesgado en medicina, responsabilidad que declinarían las mayores eminencias en esta ciencia, sabedoras de que no es exacta, que las cualidades de cada paciente pueden influir mucho en su curación y de que las innovaciones son a veces tan espontáneas, que resulta un grave riesgo certificar que no hay medios que puedan devolver la salud. Tanto en un plazo inmediato como prolongado.

Las espectativas de un nuevo método de curación o la espera de resultados de pruebas de medicamentos pueden ser objeccions más que razonables para esta certificación.

En cuanto al consentimiento del paciente, no tenemos manera de saber de su arrepentimiento en el último instante, en que ya no puede expresarse. Ni siquiera podemos parar una bala que ya está volando en su búsqueda.

 

Cuarto contrasentido y absurdo total

Por lo que leo, piden que la salud pública de este país pague las ejecuciones, unas mil al año, según se prevé. ¿Salud? La muerte es su antítesis, los médicos objetan que matar no es un acto médico, porque no está ordenado a mejorar la salud del paciente. No pueden reclamar que un Ministerio vaya en contra de su cometido, solventando económicamente su propia destrucción, tampoco pueden disponer de los fondos que a la ciudadanía se recauda por imperativo legal, en el entendido de que se van a destinar a sanidad.

 

Pese a todo, ¿Todo se podrá probar?

Cuando hay un crímen, se buscan los indicios probatorios, las circunstancias, el móvil por el que se ha cometido… para instruir el sumario. Desde el momento en que existe una salvedad para justificar que una persona mate a otra, puede bastar con la falsedad documental y testifical para que quede el asesinato encubierto y sin posible pena para su culpable. Vista la ingente cantidad de perjurios que se dan en los juicios de materia grave, las contraduicciones contínuas a través de las que se muestra que un testigo miente, los certificados y documentos que acaban siendo probadamente falsos, encontramos que este coladero es una coartada perfecta para las maffias. podrán responder: “No, Sr. Juez. No le asesiné, el apliqué la eutanaia. Aquí tiene Vd. los certificados y a los testigos. Recuerde, Sr. Juez que los muertos no hablan.”

Por Luna

 

Written by barcelonavida

febrero 9, 2012 at 8:17 pm

Rubalcaba inicia su campaña electoral matando a una vieja

with 9 comments

Ya lo sabéis: El candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba  lanzó la promesa electoral de que la primera ley que aprobaría en su legislatura sería la llamada “de muerte digna” -Eutanasia, hablemos claro.-

Paradógico para una democracia que se prometa el consenso total al respecto. Esto es, que un candidato nos ofrezca en tan polémica cuestión el agrado y refrendo del resto del espectro parlamentario y del Senado, la nula oposición del resto de políticos o al menos, la necesaria para que la ley salga adelante.

¿Pero a dónde hemos llegado? Quizá, a ver en jaque el sistema democrático. Si es cierto que se va a dar esa aprobación, nos encontramos con que es mecanismo para imponer las situaciones más injustas que se puedan imaginar. Y de hacerlo por ley.  Si no va a salir adelante por los reparos de personas cabales y respetuosas, lo que han dado en llamar “reglas del juego” se ha pervertido hasta el punto de permitir que semejantes mentiras formen impunemente  parte de una campaña electoral.

Pero esto es sólo el prólogo, no se crean ustedes que el resto de la entrada es paja. Antes de esta aprobación nada esperable, cuando aún no es legal (Gracias a Dios) que se mate a los desvalidos por el hecho de no ser rentables, la Junta de Andalucía ordena a un hospital que no se alimente ni hidrate a una anciana llamada Ramona, porque su hijo “refiere” que había dicho la paciente que no quería ser entubada en caso de ingreso hospitalario. Ya me dirán quién es la Junta de Andalucía para dar una orden así, que potestad puede adjudicarse esta atribución. Ya me dirán si una mera testifical sin confirmar es válida para dar muerte en tortura de inanición a una mujer de unos noventa años, cuando no sería aceptada para percibir su caudal hereditario.

Me dirán si es práctica médica el abandono hasta este extremo de una paciente, si los facultativos están obligados a cumplir o se deben a su código deontológico…

Me dirán si saben seguro que la señora conocía la diferencia entre una sonda nasogástrica y otro tipo de tubos, si estaba en pleno uso de facultades para poder tomar una decisión así, cuando una depresión (Comprensible en muchas circunstancias y personas) puede bastar para decir lo que luego se lamenta. Y ya me dirán cómo puede expresar ahora su cambio de opinión, estando inconsciente. ¿No nos quedará la duda de si quiso enmendar lo dicho y no pudo hacerlo antes de llegar a este estado?.

Nadie puede decir que ocho días sin comer ni beber vayan a producir una muerte “digna”. Sobre todo, porque los humanos nos dignificamos con nuestra vida.

Y esta agonía ilegal es “cortesía” del PSOE, para que vayamos anticipándonos a las mieles de la eutanasia, para que vayamos degustando las heces de nuestros derechos, perdidos por la falta de respuesta y por obra de ingeniería social. Y esta anciana que ahora muere no lo hace por nadie, sino que la matan, como imagen de propaganda electoral, con el único fin de recabar votos y de hacernos creer que estamos manteniendo un debate sobre la eutanasia, que luego darán ellos por ganado. (Como hicieron con el aborto).

No me pregunto qué nos promete un partido así, porque ya no los han dicho: La muerte. Me pregunto qué nos augura. Y un frío, horrible sudor recorre mi cuerpo.

Luna

Written by barcelonavida

septiembre 1, 2011 at 11:53 pm

¿Es ético por ser legal?

with 2 comments

El nuevo Código Médico dice que es un acto ético destruir la vida humana, si es legal.
Por esteban Rodríguez -Ginecólogo-
Para cualquier ciudadano, no médico, que quiera quejarse, copiar y pegar esto en esta dirección:
QUEJA:
-Que habiendo conocido por la prensa las quejas de médicos que hacen alusión a irregularidades y falta de democracia interna para aprobar un código deontológico que acepta como función de la medicina “moderna” la destrucción de ciertas vidas,
– y que restringe de manera abusiva los derechos fundamentales de unos ciudadanos por ser agentes sanitarios para ejercer la objeción profesional de médicos e instituciones para no facilitar la destrucción de ciertas vidas humanas,
-y que si estoy en agonía un médico va a tener el poder de alegar un consentimiento “implícito” para aplicarme una sedación mortífera.
RECLAMO:
La dimisión del Presidente de la Organización de la OMC por haber legitimado Lee el resto de esta entrada »

Written by barcelonavida

julio 20, 2011 at 11:17 pm